22.000 usuarios habrían aceptado una clausula que les obliga a realizar dos semanas de “servicios comunitarios” a cambio de WiFi gratis

 

La inmensa mayoría de las personas no lee los términos y condiciones de uso de algunos servicios que usan o incluso algunos no llegan ni a leerse los contratos que firman, esto es una triste realidad que muchas compañías usan en muchas ocasiones para estafar a sus clientes o imponer clausulas abusivas de las que luego es muy difícil escapar.

El proveedor WiFi Purple ha realizado un experimento mediante su servicio WiFi gratuito en el que ha incluido en sus condiciones realizar “servicios comunitarios” durante dos semanas a cambio del servicio de WiFi gratis. Lo cual significa que todo el que aceptaba este contrato, estaba aceptando también realizar tareas como limpiar baños públicos, ayudar a protectoras de animales o limpiar de chicles las calles como ejemplos de tareas que se pueden realizar dentro del marco de esos servicios comunitarios. La clausula además incluía un premio para quien se diera cuenta de que existía una clausula abusiva en el contrato.

Para darnos cuenta de como la gente no lee lo que acepta, hasta 22.000 usuarios habrían aceptado estas clausulas para conseguir el WiFi gratis hasta que uno de los usuarios le dio por leer las condiciones y reportarlas a la compañía en busca del premio. Por supuesto, Purple no puede obligar, ni obligará a ninguno de sus usuarios a realizar tareas comunitarias, pero si deja en evidencia como otras compañías abusan de sus usuarios mediante las condiciones para controlar sus datos personales o sus movimientos en internet para después venderlos o realizar cualquier tipo de campaña con ellos.

Así que mucho cuidado con lo que firmamos o las condiciones que aceptamos al usar un servicio, ya que algún día podríamos llevarnos una sorpresa.