3DMark añade Timespy Extreme a sus benchmarks

 

Futuremark ha anunciado hoy su nuevo test Timespy Extreme que pasara a formar parte de su popular 3DMark para comprobar la potencia de nuestros equipos. El nuevo test ofrece el mismo benchmark Time Spy preparado para 4K, una prueba mucho más exigente que el actual Firestrike Extreme que además funciona bajo la API DirectX 12, la cual aprovechará todo el potencial de todos los nuevos procesadores de un alto conteo de núcleos.

Este nuevo test estará disponible en las próximas semanas, pero en OCKD ya hemos podido probarlo con nuestro equipo habitual de pruebas compuesto de un Intel Core i7 5820K y una ASUS GeForce GTX 1080 Ti Strix 11GB GDDR5X. Como podreis observar, el nuevo test pone a la GTX 1080 Ti completamente de rodillas siendo imposible superar los 30 FPS y manteniéndose a duras penas por encima de los 25 FPS en el mejor de los casos.

Finalmente hemos obtenido una puntuación de 4140.