Algunas Xbox One X están muriendo de forma prematura tras las primeras horas de juego

 

Como en todos los lanzamientos, siempre se acumulan algunos problemas derivados de vender un gran numero de unidades en poco tiempo, con consolas defectuosas que han conseguido superar los controles de calidad hasta el usuario final o otras que por simple mala suerte fallan eléctricamente dejando poco más que un ladrillo inservible en manos de sus nuevos dueños.

Según podemos leer hoy en varios foros de la red como ResetEra o Reddit, varios usuarios de la nueva consola de Microsoft, Xbox One X están sufriendo de un problema que deja a las nuevas consolas inservibles tras unas pocas horas de juego. Hemos leído todo tipo de avisos, desde consolas que apenas duran unos minutos, hasta otras consolas que han sobrevivido varias horas hasta presentar una pantalla en negro definitiva, teniendo todos que volver a las tiendas en busca de una segunda unidad de la consola, de las cuales parece ser que ya no presentan ese problema.

Por lo general en los dispositivos electrónicos se considera grave una tasa de errores mayor de un 5%, y Microsoft justamente ya creo una mala imagen con sus Xbox 360 debido a los famosos errores de “3 luces rojas”. Un problema que decidido solventar “para siempre” con sus nuevas Xbox One, Xbox One S y ahora con las Xbox One X, con sistemas de refrigeración mucho más competentes y complejos, que aseguraran una vida duradera para estas nuevas consolas. Por supuesto, nadie pone en duda que en cuanto a las Xbox One y Xbox One S, esta estrategia salio bien.

Aunque por el momento se desconoce la tasa de errores y un numero pequeño de usuarios con problemas no resulta significativo para sentenciar con un “Las Xbox One X tienen un problema de muertes prematuras real”.