AMD revela el nuevo embalaje de los nuevos AMD Threadripper y muestra benchmarks oficiales en Cinebench

 

Por fin ha llegado el día y AMD ha desvelado todos los detalles faltantes acerca de AMD Threadripper, procesadores que darán vida a la nueva plataforma entusiasta de AMD con dos versiones de 16 y 12 núcleos. Como ya os habíamos contado alguna vez, el nuevo AMD Threadripper 1950X es un procesador de 16 núcleos y 32 hilos que llega con una frecuencia base de 3.4Ghz y un Boost hasta los 4Ghz. Este nuevo procesador cuenta con 32MB de cache L3 y 8MB de cache L2, además de un conteo de 64 lineas PCIe 3.0, 20 más que las ofrecidas por Intel en su plataforma entusiasta.

En el lado más económico tendremos el nuevo AMD Threadripper 1920X con 12 núcleos y 24 hilos, que llega con unas frecuencias de 3.5Ghz de base y 4Ghz en Boost, como el procesador se trata de una versión recortada de los AMD Threaripper 1920X este mantiene sus 32MB de cache L3, pero recorta la cache L2 hasta los 6MB, las lineas PCIe 3.0 también se mantienen en 64.

Ambos procesadores contarán con la tecnología de AMD XFR que ayudará a aumentar las frecuencias de nuestro procesador lo máximo posible incluso por encima de sus especificaciones si la refrigeración de nuestro equipo lo permite, aunque por ahora lo que hemos visto con Ryzen no indica que estos procesadores vayan a superar fácilmente los 4Ghz.

AMD ha mostrado el nuevo embalaje de estos procesadores,  algo que ha sorprendido a todos con un embalaje redondeado que parece ser de algún tipo metal, con una ventana central que nos permite ver el procesador en su interior y que lleva el nombre serigrafiado en la misma:

 

 

Finalmente se han mostrado benchmark en el conocido test Cinebench de ambos procesadores y una comparativa contra el Intel i9 7900X. El resultado del AMD Threadripper 1950X muestra una puntuación de 3062 cb:

 

Mientras que el resultado del procesador más económico Threadripper 1920X muestra un resultado de 2431 cb, mientras que el Intel Core i9 7900X de 10 núcleos y 20 hilos consigue 2167 cb, teniendo en cuenta que se trata de procesadores de 999 y 799 dólares frente a un procesador que cuesta 1011€ en España, vemos claras mejoras en cuanto a rendimiento multinúcleo.

 

 

Por supuesto el talón de aquiles de AMD esta en su nuevo diseño multi-die conectado a través de Infinity Fabric, la prácticamente poca capacidad de overclock frente a las soluciones Intel y un IPC inferior e inestable dependiendo de que aplicación estemos usando. Pero desde luego, para el entorno profesional donde predominan las tareas multihilo estos procesadores pueden ser una gran alternativa y ya veremos que tal se desenvuelven en gaming, o si han incluido algún tipo de mejora.