AMD vuelve a señalar que el precio de Radeon RX Vega recomendado es real y que son las tiendas quienes han inflado el precio por la falta de stock

La semana pasada con el lanzamiento de las nuevas tarjetas gráficas Radeon RX Vega advertimos de que los precios del modelo más básico se habían incrementado entre 100 y 150 euros de forma injustificada. Con la mayoría de distribuidores participando en esto y con incluso uno de ellos hablando de que el precio recomendado de estas GPU solo era mediante un descuento para las reservas de lanzamiento, AMD ya salio en defensa de que el precio recomendado era real y que estaban tratando de reponer los stocks lo más rápido posible.

Hoy, Gerald Youngblood de AMD ha comentado a PCGamesN de nuevo que los precios de sus GPU se mantienen firmes y que no se trataba de algo temporal, y que además van a luchar todo lo posible para que haya stock suficiente para todos:

 

“Nuestros SEPs, y el precio recomendado que anunciamos, es nuestra intención completa de donde sugeriríamos que el producto sea tasado. No sólo para el lanzamiento, sino en curso.

Lo que ocurrió sin embargo fue que lanzamos el producto y la demanda era realmente enorme. Ahora estamos enfocados en reponer para que haya un montón de GPU para que podamos alentar a nuestros socios a vender en los precios recomendados que anunciamos”

 

Además añade:

 

“En primer lugar, sólo tenemos que manejar tanto stock como podamos, porque el inventario es realmente importante en todo el mundo para ser capaz de golpear esos precios. Entonces es sólo trabajar con nuestros socios para lograrlo, pero no fijamos el precio al que han de vender su producto. Pero manejaremos, y haremos todo lo que podamos, para conseguir esos precios sugeridos cuando los lanzamos”

 

Como es obvio, AMD no puede controlar a que precio venden sus productos los distribuidores y su única forma de mantener los precios al nivel cercano de lanzamiento es introducir más stock al mercado para combatir la extrema demanda que están sufriendo sus nuevas tarjetas gráficas. De hecho, si queremos señalar culpables, debemos mirar hacia la minería de criptomonedas, la cual esta absorbiendo la inmensa mayoría de stock de tarjetas gráficas, con reservas de decenas o centenares de las mismas.