Análisis – Equipo personalizado de MSI para edición

 

Fuera de los habituales análisis a los que os tenemos acostumbrados, que suelen centrarse en ciertos elementos del hardware que podemos encontrar en el equipo o periféricos, hoy hemos hecho un pequeño parón para mostraros de nuevo gracias a una colaboración con MSI un equipo personalizado montado con componentes de MSI. Este equipo ha sido pensado para todos aquellos que quieren darle a su PC un uso semi-profesional, o lo que es lo mismo, para aquellos que editan vídeo o imágenes y por otro lado quieren un equipo con características gaming.

Para está demostración, MSI ha preparado un equipo con unas características muy potentes, con componentes MSI de última generación. En concreto, el equipo cuenta con una placa base MSI Z370 SLI PLUS a la cual se ha instalado un procesador Intel Core i7 8700K y 32GB de memoria RAM DDR4-3000 del fabricante Kingston. No hace falta decir que son especificaciones muy potentes tanto para gaming como para un uso de edición, ya que este procesador de octava generación ofrece al usuario seis núcleos y doce hilos de procesamiento con una velocidad Boost de hasta 4.7 Ghz.

 

 

En cuanto a la GPU, la elegida ha sido una MSI GeForce GTX 1080 Gaming X 8GB, una tarjeta gráfica que representa la gama alta gaming de NVIDIA, a la cual se le ha equipado el disipador Twin Frozr VI de MSI junto a un estupendo PCB personalizado que nos permitirá exprimir todo el potencial de esta potente GPU en gaming. Por supuesto, las tareas semi-profesionales se verán beneficiadas si aprovechan el potencial CUDA de está tarjeta, ya que contamos con 2560 núcleos capaces de hacer frente a las tareas más difíciles.

Tampoco debemos olvidar que una GTX 1080 nos permite movernos de forma bastante cómoda en contenido 4K, lo cual es esencial para trabajos de edición de vídeo y una pasada en un entorno gaming.

Podéis leer una review de está GPU desde este enlace.

 

 

El equipo se remata con un almacenamiento compuesto de un SSD Intel 600P Series de 240GB, que ofrece unas muy buenas velocidades de escritura y lectura. Una configuración que se ha elegido así como muestra, ya que por lo general os recomiendo acompañar a este SSD de un HDD de buenas capacidades como unidad de almacenamiento a largo plazo o incluso varias.

Según vuestras necesidades es posible que optéis por más de una unidad SSD o incluso por algunas de mayor capacidad, queda en vuestras manos elegir aquello que requieran vuestras necesidades gaming o profesionales.