Análisis – Juicy Realm (PC)

 

Esta semana nos llegaba a la redacción de OCKD una clave de review de Juicy Realm, un interesante shooter de doble stick que presenta elementos roguelike y que además destaca mucho a primera vista por su diseño de animación muy cercano a los dibujos animados que podemos ver hoy en día. Juicy Realm presenta una historia post-apocalíptica en la que las frutas han tomado consciencia propia y han comenzado a atacar a los humanos para hacerse con el control del mundo, esto nos lleva a ver todo tipo de frutas como peras, manzanas o sandias con actitudes bastante violentas y en muchos casos armadas para presentar batalla.

El título ha sido desarrolado por el estudio chino SpaceCan y llegaba a Steam con muy buenas referencias tras vender dos millones de copias en el mercado asiático. En Steam la historia no ha sido diferente ya que ahora mismo podemos leer criticas Mayormente Positivas para el título, que además se acompaña con un precio de distribución realmente bajo de 9,99€ en estos momentos.

 

 

Los controles y jugabilidad de Juicy Realm son realmente muy sencillos, ya que se trata de un shooter de doble stick en el que con el izquierdo nos movemos y con el derecho apuntamos, para finalmente disparar con el gatillo derecho, cambiar de arma con el botón R y utilizar una habilidad de esquivar con L cuando tenemos la energía suficiente. El botón A nos permite cambiar de armas, comprar, recoger objetos o resucitar a compañeros caídos. El juego puede jugarse perfectamente con teclado y ratón, siendo cómoda su utilización, pero he creído desde un primer momento que lo lógico era jugarlo con un gamepad al tratarse de un título puramente arcade.

El juego comienza directamente invitándonos a jugar su tutorial en el que se nos enseñan las cosas básicas del título y en resumen, todo lo que necesitamos saber a excepción de dos o tres detalles que descubriremos por nosotros mismos. Una vez superado, se nos preguntará por el nivel de dificultad y podremos comenzar al partida en solitario o acompañados por un amigo en el modo Duo.

 

 

Al comienzo del juego podremos elegir entre cuatro personajes distintos en el campamento, entre los que encontraremos un Ninja como única opción inicial cuerpo a cuerpo y que aporta un punto más de dificultad. Entre los personajes las variaciones son apenas la estética y el equipamiento, por lo que no es demasiado necesario romperse las neuronas para elegir.

Una vez elegidos los personajes nos adentramos al juego, en el que iremos encontrando enemigos que nos atacan disparando o cuerpo a cuerpo, la dificultad en si no es elevada, puesto que el juego invita a avanzar lento esquivando los disparos enemigos y hacer frente primero a los enemigos que nos toman la distancia para atacarnos cuerpo a cuerpo. Ir rápido en el juego si representa una mayor dificultad, ya que nuestra línea de visión es limitada y es fácil caer entre el fuego cruzado o perder vida en elementos explosivos o otras trampas que encontraremos.

Nuestros puntos de vida son limitados y morir nos causará una muerte permanente que nos obligará a retomar el juego desde el principio sin ningún tipo de mejora o punto de guardado disponible. Una jugabilidad más típica de las maquinas arcade que pretendían tragarse todas nuestras monedas en nuestros intentos de terminar un juego, con la dificultad añadida de que es imposible continuar la partida y el juego requiere terminarlo del tirón.

Para terminar el juego no nos quedará otra que evitar los daños y aprovechar las pocas oportunidades que tendremos de restablecer la salud mediante objetos que iremos encontrando o aquellos que podamos comprar en maquinas que aparecerán de tanto en tanto, en las cuales podremos invertir nuestras monedas.

En cuanto a armas, tenemos un divertido surtido de armas de fuego y cuerpo a cuerpo que añaden la variedad suficiente para que el juego no se vuelva repetitivo en exceso, encontrando algunas tan divertidas como una que lanza descuentos de Steam a nuestros enemigos.

Juicy Realm cuenta con cuatro niveles a superar en los que un boss final nos espera al final de cada ellos, cada nivel está caracterizado por disponer de un bioma diferente y generarse procedimentalmente con la única excepción de la zona del boss, la cual siempre se repite en configuración. Una vez terminados los cuatro niveles, el juego nos dirá que lo hemos completado y nos mostrará el tiempo que ha sido necesario para completarlo, que por lo general será menos de una hora o en el mejor de los casos un poco más.

Los Boss utilizan un sistema de ataques excesivamente predefinidos en el que tendremos que buscar la forma de noquearlos para poder hacerles daño, por lo que una vez aprendidas las secuencias de ataque no representan ningún tipo de reto. Los enemigos tampoco disponen de una IA demasiado avanzada, ya que solo nos atacan cuando entramos en su rango de visión o les atacamos, además de dejar de hacerlo si nos separamos lo suficiente, el reto con los enemigos suele estar más en la necesidad de movernos para esquivar la lluvia de proyectiles y las combinaciones con los que nos atacan cuerpo a cuerpo.

 

Conclusión:

Juicy Realm sin duda representa una opción divertida para pasar el fin de semana jugando con algún amigo, siendo un título arcade roguelike en el que gastar de forma entretenida varias horas de nuestro tiempo. Por desgracia no se trata de un título que apasione por sus opciones de re-jugabilidad, por lo que finalmente quedará en la biblioteca a la espera de recuperar las ganas por volver a echar un rato.

En lo que si destaca Juicy Realm es por su diseño 2D genial y su tono humorístico, siendo un título que llama mucho a la atención a primera vista con muchos toques divertidos que nos esperan en todo su mundo. El componente de historia del juego es bastante limitado ya que su jugabilidad es arcade, pero no podemos evitar pensar que el juego podría haber aspirado a algo más si se hubiera potenciado la historia y un desarrollo de niveles más amplio a la vez que nos permitiera tomar rutas diferentes o realizar algún tipo de progreso en el campamento, personajes y habilidades.

Juicy Realm está disponible para PC en Steam desde el 3 de mayo de este mismo año y la intención de SpaceCan es de llevarlo a Playstation 4 y Nintendo Switch en el futuro, siendo la consola de Nintendo una de las apuestas más interesantes para un título de este tipo.

En conclusión, hemos decidido otorgarle a Juicy Realm nuestro galardón OCKD Plata, lo que representa un paso más allá de un simple aprobado, pero un toque de atención para un juego muy divertido que podría haber sido mucho más si se hubiera planteado de otra manera.

 

Lo mejor:

  • Diseño gráfico 2D ejemplar
  • Jugabilidad arcade
  • 100% Humor
  • Precio reducido

Lo peor:

  • Re-jugabilidad limitada
  • Escasa duración
  • Muerte permanente sin posibilidad de cargar niveles
  • Sin sistema de progresión o mejoras