Análisis – MSI GeForce GTX 1070 Ti Gaming

 

Hoy os presentamos en OCKD el análisis de la nueva MSI GeForce GTX 1070 Ti Gaming, la primera de las GTX 1070 Ti que probaremos en nuestra web. Esta nueva tarjeta gráfica representa una mejora frente a las GTX 1070 convencionales, puesto que su silicio se encuentra más cerca de lo que puede llegar a ser una GTX 1080. Tal es esa cercanía con su hermana mayor, que NVIDIA limitó a los fabricantes para que usaran en sus modelos personalizados las frecuencias de referencia, además de bloquear el control de voltaje para este modelo. Un pequeño detalle que nos muestra el potencial real de la tarjeta, ya que con un poco de overclock conseguiremos unos grandes resultados.

En cuanto a memoria, la GTX 1070 Ti sigue manteniendo los 8GB GDDR5 habituales de las GTX 1070, por lo que este elemento no ha cambiado respecto a su hermana pequeña. MSI por su parte ha dotado a su modelo personalizado de su sistema refrigeración Twin Frozr VI, uno de los sistemas de más calidad del mercado y de los más silenciosos. Este cuenta con la tecnología Zero Frozr que apaga los ventiladores si la carga térmica no es suficiente, algo ideal para reducir el ruido de los ventiladores en situaciones multimedia.

En cuanto a especificaciones, este modelo concreto llega con frecuencias de 1607 Mhz para el núcleo de base, 1683 Mhz en Boost y con las memorias GDDR5 funcionando a 8008 Mhz. Frecuencias que responden exactamente a las del modelo de referencia de NVIDIA, tal cual os contaba por su limitación para no comerse a las GTX 1080.

Las especificaciones oficiales de este producto las podéis consultar en la web de MSI desde este enlace.