Analizan el rendimiento de AMD Ryzen y el Scheduler de Windows 10, no se esperan grandes mejoras

 

 

Ultimamente hay mucho comentario sobre Ryzen, entendemos que es especialmente porque acaba de salir, y por otro lado porque hay cierto revuelo sobre los propios procesadores. El motivo de ello es porque muchas reviews de páginas de renombre han encontrado ciertas ineficiencias en el rendimiento del procesador como pueda ser el entorno gaming a 1080p.

Esto es debido a que cuando jugamos a menor resolución menor posibilidad de que la GPU ejerza cuello de botella dejando que sea el procesador quien marque el límite, sobretodo si contamos con GPUs de última hornada. Muchas derivaciones que han surgido por la red es que gran parte de ese problema es que el Scheduler de Windows 10 no estaba repartiendo bien la carga a la arquitectura SMT (Core + Thread) del nuevo AMD Ryzen y es por eso que PCPerspective ha dicido pronunciarse al respecto con su propia unidad.

 

 

Lo primero que comparten es el banlaceo de carga que realiza el Sistema Operativo Windows 10 sobre los hilos con el SMT activado y sin activar, vamos con los 8 cores lógicos activados o no, y se puede ver como cuando está desactivado el sistema operativo no realiza ninguna prioridad sobre la carga de los mismos, pero cuando está activado se puede ver como prioriza la carga principal sobre los cores físicos y no sobre los lógicos.

 

 

Lo siguiente que hacen es ejecutar una aplicación compilada en C++ que realiza un flujo de trabajo muy directo lanzando un nuevo subproceso, con un límite máximo de N/2 subprocesos, donde N es el número de núcleos lógicos de un procesador (16 lógicos y 8 físicos en el caso de Ryzen con SMT activado). Si el Scheduler de Windows 10 trabaja como debiese debería cargar 8 subprocesos en los 8 núcleos físicos del procesador. Como se puede ver comparan la ejecución del programa contra un Intel i7 5960X de 8 cores y 16 threads y se comportan exactamente igual.

 

 

Una vez comprobado que el Scheduler de Windows 10 se comportaba correctamente decidieron realizar es una prueba de latencia de comunicación entre los núcleos lógicos totales. La respuesta de la misma se puede ver en las imágenes superiores donde se puede ver que la comunicación entre los 16 núcleos lógicos del procesador Intel se realizan practicamente con una latencia constante de 78ms, mientras que en el caso del AMD Ryzen se puede ver que la división de los 2 CCX (2 unidades compuestas por 4 cores físicos y 4 lógicos) pasa factura a AMD en la comunicación entre sus hilos disponibles llegando a latencias de 140ms, casi el doble que en el caso de Intel 5960X, cuando tiene comunicarse entre CCX.

Ya os hablamos de este hecho hace algún tiempo donde os pusimos otro ejemplo de otra review que fue realizada donde se podía ver este mismo hecho. Lo que hay que ver ahora es que tal se comportan los nuevos Ryzen 5 que se esperan en este 2º trimestre del año que vendrán con un único CCX en sus modelos de 4 cores y 8 hilos y por lo tanto no deberían contar con ese problema.

 

 

  • Daefix

    Pues una pena lo de los CCX, ya que pintaba muy interesante un Ryzen de 8, 12 o 16c para el futuro.