Assassin’s Creed Origins se ha convertido en la primera victoria en 2017 de Denuvo

 

El año 2017 y más en concreto el mes de octubre había sido un torrente de fracasos para el sistema de anti-piratería Denuvo, no ya solamente por que los crackers han conseguido tumbar abajo la inmensa mayoría de juegos lanzados con este sistema de protección en apenas 24 horas después del lanzamiento, si no por que hemos visto algunas desarrolladoras como Bethesda bajarse del barco de Denuvo.

El futuro de Denuvo hace apenas una semana parecía incierto, ya que la única motivación de utilizar este sistema que requiere del pago de una cuota y del pago por cada copia vendida es mantener el juego protegido el mayor tiempo posible durante el lanzamiento, algo que no se estaba cumpliendo, ni siquiera ofreciendo una semana de tiempo.

La llegada de Assassin’s Creed Origins ha supuesto un cambio en esta tendencia, ya que como novedad (al parecer por consejo de la propia Denuvo) se ha introducido el combo Denuvo + VMProtect. Con la introducción de VMProtect, se establece una nueva capa de protección sobre Denuvo, la cual utiliza la visualización y la mutación del código para hacer mucho más difícil su análisis y crackeo.

El resultado es que el nuevo sistema funciona, y hoy Lunes ya llevamos más de una semana con Assassin’s Creed Origins completamente protegido y sin cracks por parte de los piratas a la vista. Por lo que la situación se ha invertido completamente y tanto Denuvo como VMProtect se han anotado una victoria al combinarse.

En el lado negativo para el usuario legal, es que el combo según afirman algunos grupos de crackers esta causando entre un 30% y 40% más de consumo de CPU debido a las varias capas de software involucradas para poder ejecutar el juego de forma completamente protegida. Algo que Ubisoft ha salido a negar en diversas ocasiones, pero que no parece acabar de convencer a los usuarios que se mantienen escépticos todavía con este tipo de DRM agresivo con los recursos de nuestros ordenadores.