CRYORIG lanza su chasis de sobremesa ITX Taku

 

El proyecto del chasis Taku ya llevaba mucho tiempo cociéndose en las oficinas de Cryorig, con una colaboración con el conocido fabricante Lian Li, que termino en una campaña de Kickstarter fallida para financiar el proyecto de este curioso chasis ITX de sobremesa que hace las veces de soporte para el monitor.

El chasis Taku nos permite utilizar su superficie como stand para el monitor, lo cual no solo permite tener el escritorio mucho más despejado, si no que gracias a la elevación de sus patas nos permite ocultar el teclado y el ratón debajo del mismo. El chasis ofrece espacio interior para una placa base en formato ITX y una tarjeta gráfica conectada a un puente PCIe a un lateral que permite conectar una GPU de tamaño sobremesa de hasta 280mm de largo.

 

 

 

 

En cuanto al interior, el chasis alberga espacio para una fuente de alimentación SFX, una unidad de 3.5″ y dos unidades de 2.5″. Lo que implica que junto a una GPU de sobremesa, podremos montar un equipo entusiasta en el interior.

 

 

Esta versión del chasis incluye dos puertos USB 3.0 y los jacks de Audio HD en su lateral, aunque Cryorig tiene planteado lanzar una versión con USB Tipo C en el futuro.

 

 

 

Todos los backers originales del proyecto en kickstarter tendrán la opción de pre-reservar un chasis Taku para la entrega de las unidades en Diciembre, los cuales recibirán un disipador de bajo perfil CRYORIG C7.

 

 

El resto de interesados en el Taku tendrán que esperar hasta mediados de 2018, cuando el nuevo chasis se pondrá oficialmente a la venta y llegará a las tiendas por un precio inicial de 299 dólares.