Denuvo podría estar causando entre un 30 y 40% de uso de CPU adicional en Assassin’s Creed Origins

 

Con la llegada de Assassin’s Creed Origins, hemos notado dos cosas, el primer hecho es que es el primer juego con Denuvo que consigue sobrevivir al día de su lanzamiento sin ser crackeado, y el segundo, que al parecer se necesita de una CPU potente para ejecutar con ciertas garantías el juego, sobretodo si aspiramos a 60 o más FPS.

El grupo de crackers Revolt ha apuntado hoy a que Ubisoft ha usado para Assassin’s Creed Origins, tanto el sistema de protección Denuvo, como VMProtect en medida adicional para proteger el juego. Las noticias son buenas para Ubisoft debido a que el juego actualmente no ha podido ser crackeado.

Para los usuarios quizás la cosa sea diferente, ya que el grupo Revolt ha revelado que el uso de el sistema Denuvo y VMProtect en el nuevo título de la franquicia esta provocando un consumo adicional de CPU entre un 30 y un 40%, por lo que estaría afectando negativamente a todas las CPU poco potentes y a aquellos que tenían en mente lograr framerates altos por encima de los 100fps.

Por ahora no hay manera de comprobar si estas acusaciones de Revolt, son ciertas, por lo que tenemos que tomar esta información como simples rumores o como una teoría, ya que ni la propia versión crackeada del juego elimina por completo el sistema y solo Ubisoft podría lanzar una versión sin DRM en el futuro si resulta crackeada.