El Ethereum ahora es un 20% más difícil de minar y el precio ha caído por debajo de los 200 dólares, una piedra en el camino que podría acabar con la locura de compras de GPU para minar

 

Uno de los problemas de que se popularice tanto el minado de una cryptomoneda, es que el numero de mineros no para de crecer exponencialmente y estos no paran de ampliar sus granjas para obtener cada vez mayores beneficios, esto ha provocado que durante los últimos meses sufriéramos una autentica escasez del stock de tarjetas gráficas siendo imposible conseguir algunos modelos en el mercado.

El otro problema es que las cryptomonedas están diseñadas para aumentar su dificultad según pasa el tiempo y se van obteniendo, lo cual acaba de ocurrir aumentando un 20% la dificultad, lo que en la practica significa que se necesita mayor potencia para obtener el mismo resultado.

Por si fuera poco, el precio del Ethereum que se mantenía por encima de los 300 dólares prácticamente durante todo el mes de junio, ahora ya ha tocado su limite más bajo cayendo por debajo de los 200 dólares. Esto no hace que minar ya no sea rentable, pero si establece una linea donde minar Ethereum ya no es tan ampliamente rentable como hace un mes. Por lo que la locura del mercado de las tarjetas gráficas podría terminarse más pronto de lo que inicialmente estaba previsto si esta linea de bajada de precios y aumento de dificultad sigue siendo la misma durante las próximas semanas.

Aunque si tomamos como referencia el Bitcoin, sabemos de sobra que el precio podría volver a subir en cualquier momento si se renueva el interés en esta cryptomoneda, lo que podría significar nuevas avalanchas de compras de GPU en el futuro.