Ethereum se desvincula finalmente de Bitcoin y progresa en su valor independientemente

 

Durante este fin de semana ha habido un cambio importante en el mercado de las cryptomonedas y es que el Ethereum por fin parece haberse conseguido desvincularse del arrastre producido por el Bitcoin en cuanto a sus cambios de valor, moviéndose ya de forma totalmente independiente.

Esta desvinculación era un hecho que iba a ocurrir si o si, puesto que el Ethereum (ETH) es la segunda cryptomoneda con mayor capitalización con cerca de los 97.000 millones de euros, contra la capitalización del Bitcoin que ahora mismo ronda algo más de los 160.000 millones de euros. Una mayor capitalización implica mayor independencia y precisamente el Ethereum goza de transacciones más rápidas y económicas.

Tampoco hay que sacar de la ecuación el hecho de que el Ethereum es una moneda ASIC resistente, lo cual hace que los grandes mineros con los ASIC de Bitcoin no puedan invadir el mercado. Mientras que mineros grandes con GPU, hasta cualquier ciudadano con su equipo gamer pueda minar Ethereum tranquilamente desde casa. Esto hace que el Ethereum y las monedas basadas en su algoritmo sean mucho más amigables para el ciudadano y mucho más participativas.

Por el otro lado tenemos al Ethereum Classic (ETC) una moneda que se está volviendo popular entre los mineros, que aunque a día de hoy esta en el puesto 16 de capitalización, cada día va siendo más interesante por ser mucho más sencilla de minar y con unas posibilidades futuras de incrementar en precio mucho mayores.

Por ahora nos quedamos con un Ethereum más independiente, que ya no se verá tan sujeto a las subidas (o bajadas) de valor del Bitcoin. Lo cual supone un mercado más activo y menos volátil para el futuro, ya que hasta ahora el Bitcoin suele arrastrar a la mayoría de monedas con el.