Intel lanza sus nuevos Intel Xeon W para socket LGA 2066 y su nuevo chipset C422 para Workstations

 

Intel ha lanzado hoy oficialmente sus nuevos procesadores Intel Xeon W para socket LGA 2066, que representan su serie de procesadores para Workstations Mainstream junto al nuevo chipset C422 que permitirá la nueva plataforma Workstation de un único socket. Básicamente se trata de una línea muy similar de procesadores a lo que hemos visto en Skylake X y Kaby Lake X, con dos procesadores de 4 núcleos, dos de 6 núcleos, uno de 8, uno de 10, uno de 14 y finalmente el tope de gama con 18 núcleos, todos claro esta con HyperThreading y el doble de hilos disponible a su conteo de núcleos.

La principal novedad de esta nueva plataforma es que todos sus micros disponen de cuatro canales de memoria DDR4 y 48 líneas PCIe 3.0, sin embargo, no podremos hacer overclock con estos procesadores ya que no se encuentran con su multiplicador desbloqueado. Los procesadores incluyen 2 FMA de 512 Bit, que dan soporte a las nuevas instrucciones AVX-512 que también están presentes en los nuevos Xeon Gold y Platinum.

Las frecuencias obviamente se han reducido significativamente para ofrecer un TDP máximo de 140W, el propio Xeon W 2195 de 18 núcleos dispone de una frecuencia base de 2.3Ghz y un Turbo Boost 2.0 hasta los 4.3 Ghz. Por otro lado, no puedo evitar fijarme en los procesadores de 4, 6 y 8 núcleos que parten de frecuencias de 3.6Ghz o más de base, con ciertos modelos que alcanzan Turbo Boost 2.0 hasta los 4.5Ghz, modelos que como decia conservan los cuatro canales de memoria y las 48 líneas PCIe que podrían volverse muy interesantes como alternativas a los actuales Kaby Lake X o Skylake X para algunos usuarios que quieran sacrificar el overclock a cambio de las lineas PCIe disponibles.

 

 

Los nuevos Intel Xeon W como decía llegan con 48 líneas PCIe nativas y soporte de memoria de cuádruple canal hasta DDR4-2666 ECC, el propio chipset C422 es capaz de ofrecer hasta 24 líneas PCIe 3.0 adicionales, junto a 10 USB 3.0, 8 puertos SATA 3 y una red Ethernet 10Gbit.

 

 

Finalmente Gigabyte ha presentado su nueva placa base MW51-HP0 Workstation para los nuevos Intel Xeon W que hace uso de este nuevo chipset C422. La placa obviamente equipa el mismo socket LAGA 2066 que la plataforma entusiasta y en el caso de este diseño se ha optado por 6+2+2 fases de alimentación que se alimentarán a través de dos conectores EPS 8 Pin. La placa base tiene un formato E-ATX  y 7 ranuras PCIe 3.0 x16 preparadas para cualquier configuración que se nos pueda ocurrir. Quizás el lado más decepcionante sean los disipadores básicos y escasos que hemos podido ver sobretodo en la zona de las VRM.