Intel responde a los problemas de stock de Coffee Lake con una nueva fabrica para agilizar el proceso

 

El lanzamiento de los nuevos procesadores de octava generación Intel Coffee Lake ha supuesto a la compañía un gran éxito de ventas con mucha demanda para los nuevos procesadores con un conteo de núcleos más elevado que la pasada generación. Éxito que estaría provocando problemas de stock en varios países donde es bastante difícil adquirir alguno de estos nuevos procesadores.

Al parecer el problema de Intel estaría en que sus fabricas actuales de ensamblaje en Malasia y Vietnam no dan actualmente abasto para toda la serie de productos que Intel tiene en el mercado, por lo que la respuesta ha sido crear una nueva fabrica en Chengdu (China). No deberíamos preocuparnos por la calidad entre fabricas, debido al programa de Intel “Copy Exactly!” que se encarga de vigilar que todos los procesadores sean exactamente iguales independientemente de la fabrica de donde procedan.

Este problema sin embargo es poco habitual, ya que Intel tiene problemas al ensamblar sus procesadores y no por falta de producción chips disponibles, ya que por ahora no se habla de problemas con las obleas de estos procesadores.

Hasta ahora, Intel estaba produciendo sus procesadores Intel Coffee Lake desde su fabrica en Malasia, por lo que la nueva en Chengdu debería ser capaz de cubrir la demanda de estos procesadores en los próximos meses.