Intel y AMD cooperan para crear un nuevo chip Intel Core con gráficos integrados AMD Radeon

 

Sonaba como una locura, pero finalmente se han confirmado los rumores de que Intel y AMD están cooperando más estrechamente de lo que lo han hecho nunca, anunciando un nuevo proyecto conjunto que traerá al mercado un nuevo procesador Intel Core con gráficos integrados AMD Radeon, según confirman representantes de ambas compañías a PCWorld.

El nuevo chip utilizará la nueva tecnología de Intel EMIB (Embedded Multi-die Interconnect Bridge), una tecnología que os resultará muy similar al sistema utilizado por AMD en sus GPU Fury X y Vega recientemente, que aúna a varios die bajo un mismo encapsulado que hace todas las conexiones entre los mismos. En este caso, el nuevo chip incorporará tres die, una CPU Intel Core, una GPU AMD Radeon (sin confirmar que arquitectura) y un chip de memoria HBM2, presumiblemente únicamente disponible para la GPU.

 

 

Esta nueva cooperación consigue un nuevo silicio muy compacto perfecto para portátiles ultrafinos, el cual consigue combinar la potencia de las CPU Intel Core, con gráficos de ultima generación AMD Radeon y las nuevas memorias de ultima generación apiladas HBM2, por lo que se esperan nuevos ordenadores portátiles muy potentes equipando estos nuevos chips. El ahorro de espacio es considerable, tal como demuestra la propia Intel frente a soluciones anteriores con GPU integradas:

 

Este nuevo sistema también incorpora ventajas de consumo, ya que los nuevos chips utilizarán la mitad de energía que las configuraciones tradicionales, resultando en ordenadores portátiles ultrafinos que necesitarán de sistemas de refrigeración más simples y dispondrán de una vida de su batería mucho más larga.

Intel ha puesto ya a sus equipos de software a trabajar en los nuevos drivers que darán vida a esta plataforma integrada, ya que el software utilizado será uno de los elementos clave para que esta combinación pueda ofrecer todas sus nuevas características esperadas y ofrecer un rendimiento muy superior a lo que habíamos visto hasta ahora. Intel será la responsable de ofrecer los drivers de las nuevas GPU, por lo que esta trabajando estrechamente con AMD para ofrecer las versiones de los drivers de “Dia Uno” cuando los juegos se lancen al mercado.

El futuro de este nuevo acuerdo ahora queda en el aire, a la espera de si Intel integrará también soluciones AMD de gráficos en sus nuevos procesadores de sobremesa, terminando definitivamente con el acuerdo histórico con NVIDIA. Lo cierto, es que este nuevo acuerdo proporciona a Intel una nueva oportunidad en cuanto a GPU que están ya en la mayoría de dispositivos y para AMD supone entrar al otro lado de un mercado que recientemente ha vuelto a invadir con sus soluciones basadas en Ryzen, por lo que AMD probablemente dominará la totalidad de los gráficos integrados con el paso de los años.

Por ahora se desconoce el nombre de estos nuevos procesadores, aunque algunos medios hablan ya de Core-R y de productos como Kaby Lake-R como algunas posibilidades.

 

 

 

  • Patrick Gómez

    Una unión siempre hace la fuerza, y para nosotros mejores prestaciones, otra cosa luego serán los precios a poner.