La caché del nuevo AMD Ryzen analizada. ¿Mejoras? improbable

 

 

AMD Ryzen 7 ha dado resultados menores de los esperados en algunas aplicaciones y parece ser que todo radica en un problema particular: la memoria. Antes del lanzamiento de Ryzen, todos los reportes por parte de AMD confirmaban que la mayoría de tweaks y programación necesaria para la nueva arquitectura ya estaba hecha para llevar el rendimiento de cada core al máximo pero parece ser que a costa de la compatibilidad con las memorias y el rendimiento de las mismas. Es de esperar entonces que hasta el lanzamiento completo de la gama Ryzen con los nuevos Ryzen 5 y Ryzen 3 la compañía estará trabajando duro para mejorar el manejo de la caché y la latencia de la memoria.

En hardware.fr han compartido un trabajo excepcional donde se puede ver un detallado estudio de Ryzen, en concreto las deficiencias que se pueden encontrar en la caché y en la memoria usando AIDA 64. El hecho en sí es que parece ser que Ryzen tiene algún problema concreto con la implementación de la caché L3 que llega a producir hasta 30 ms más que la media comparada con un Intel i7 6900K o inclusive un AMD FX-8350.

 

 

Además también han compartido otros resultados donde se puede ver que la implementación de la caché L1 de Intel todavía está por encima de la implementación de AMD, en contra, la L2 es superior la de AMD con sólo 2 ms más de latencia pero como se puede llegar a ver la implementación de la L3 está por detrás de la de Intel en todo menos en las copias de caché y a pesar de eso aun así tiene casi 3 veces más latencia que un Intel 6900K.

 

 

El problema se puede ver mucho más en detalle cuando se incrementa el workload. En el caso del Intel 6900K, con una caché L1 de 32KB, cuyo rendimiento es bastante superior, va cargándose de trabajo y repartiendo los workloads superiores a 32KB a la caché L2 de 256KB y los superiores a 256KB e inferiores a 16MB a la caché L3 de 20MB. Una vez superado los workloads superiores a 16MB ya tiene que acceder el procesador a la memoria del sistema con una latencia máxima de 70ms con workloads superiores a 128MB.

 

 

Sin embargo, en el Ryzen 7 1800X de AMD la latencia es infinitamente mayor. Todo funciona correctamente en las caché L1 y L2 (32KB y 512KB, respectivamente). Sin embargo, cuando entramos en el terreno de la caché L3 de 16MB del 1800X el comportamiento es completamente diferente frente al Intel 6900K. Hasta un workload de 4MB todo marcha como es debido, pero a partir de 6MB la latencia empieza a incrementarse cuando estamos en trabajos correspondientes a la caché L3. Los superiores ya se disparan llegando hasta 100ms.

 

 

Esto claramente deriva de la arquitectura modular de AMD Ryzen, donde cada CCX (que cuenta con 4 cores, 8MB de cache L3, siendo 2 unidades) es capaz de acceder a únicamente 8MB de caché L3 en cualquier momento. ¿Quiere decir esto que Ryzen es un mal procesador? no, pero como todo tiene sus pros y sus contras.

  • leoni

    Yo me fio de vosotros y creo que cojeré el 7700k porque como el pc lo quiero para jugar solo y cambio cada 3 años de proce pues cojete ese:)