La segunda generación de procesadores Ryzen también se resiste a los overclocks altos

 

Durante este fin de semana han empezado a surgir varias review en diferentes medios de la segunda generación de procesadores Ryzen “Pinnacle Ridge”, de la cual inicialmente ya os hablábamos que la principal mejora de esta serie refresh gracias al proceso de 12nm iban a ser unos consumos ligeramente más bajos y probablemente un aumento de frecuencias. Las distintas reviews nos han mostrado que las latencias en general de la memoria han mejorado, tanto el acceso a las caches, como el acceso a la memoria DDR4 han dado un paso adelante y eso que todavía estamos utilizando las placas base de chipset serie-300, que en teoría deberían ser en parte un factor limitante.

Las frecuencias también han mejorado con los nuevos modelos, ya que la mayoría de ellos gozan de al menos 300Mhz de mejora respecto a sus predecesores. Lo cual inicialmente generaba ilusión ante la desaparición de las limitaciones de la primera hornada de los procesadores basados en la arquitectura Zen. Desgraciadamente, esto no ha sido así, ya que los test iniciales revelan que superar las velocidades turbo con todos los núcleos es muy difícil e incluso en algunos de los casos no llegan a alcanzarse los 4.35Ghz del Ryzen 7 2700X, aunque quedan cerca siempre de los 4.3Ghz.

Procesadores como el Ryzen 5 2600 parecen sufrir del mismo problema, ya que pruebas iniciales han demostrado que no son capaces de superar los 4Ghz con overclock. Una frecuencia que no es decepcionante, pero si hacía que los fans esperasen algo más respecto a la anterior generación. Por supuesto, las mejoras de IPC y latencias han ayudado mucho a mejorar los resultados en diversos test, lo cual ya justifica la compra de la nueva generación, que además llega a precios mucho más interesantes desde el inicio, con un Ryzen 7 2700X que apenas supera por mucho los 300€.

Por ahora queda esperar las pruebas bajo las nuevas placas de chipset serie 400, las cuales deberían ponerse a la venta en breve. Pero mucho me temo que la ayuda del soporte a XFR 2.0 no aportará grandes mejoras en este aspecto de cara al futuro.