La web oscura ha empezado a abandonar Bitcoin en favor de Litecoin por la mayor agilidad de las transacciones

 

Una reciente investigación por parte de Recorded Future, en la cual se analizan los métodos de pago de más de 150 sitios de la web oscura donde se ofrecen diferentes tipos de servicios de escasa legalidad ha confirmado que los cibercriminales están dejando de lado la habitual cryptomoneda Bitcoin. La razón de este inusual cambio al parecer está en el coste y en el tiempo dedicado a las transacciones, un tema del que ya habíamos comentado alguna vez en OCKD y que vuelve a la actualidad en este curioso estudio.

En el estudio se habla de algo que ya habíamos visto en el mercado de las cryptos, y es que la popularidad del Bitcoin ha provocado que un gran numero de transacciones se sumen a su blockchain, que siendo la más antigua es incapaz de absorber tal numero de transacciones y por otro lado, mantiene un coste por transacción bastante alto. Esto provoca que moverse en Bitcoins sea una apuesta complicada, ya que las transacciones tardan demasiado en realizarse, llegando en ocasiones a superar más de 24hr y por otro lado el coste de la transacción ha llegado a superar los 10€ en algunos momentos más críticos de la moneda.

Por todas estas razones, la web oscura comenzó a mirar con buenos ojos alternativas como pueden ser Ethereum, Monero y la mencionada Litecoin, donde está ultima se habría vuelto muy popular en la web oscura llegando a suponer el 30% de las transacciones. Como podréis ver, Dash le sigue de cerca con un 20%, mientras que Bitcoin Cash obtiene el 13%, Ethereum el 9% y Monero el 6%.

 

 

Este estudio sugiere que el Bitcoin va a perder su puesto dominante durante los próximos 12 meses en lo que a la web oscura se refiere. Pero yo creo que hay que ser realistas y que los propios traders de cryptos saben ya que operar en otras monedas como Ethereum, Ethereum Classic, Monero, Zcash o cualquier otra de las más populares y modernas, resulta en menor coste de transacciones y un tiempo casi instantáneo de confirmaciones de sus respectivas blockchains. Por lo que es de esperar que estemos viviendo un cambio de era, que lamentablemente está siendo impulsado como siempre por quienes ven las cryptomonedas como una forma de mover dinero con intereses oscuros.