Las cryptomonedas comienzan una lenta recuperación tras las dos ultimas semanas pesimas

 

Los dos viernes anteriores a esta entrada se han caracterizado por ser dos viernes negros para el mercado de la cryptomoneda, dos caídas consecutivas del valor de todas las monedas de este curioso mercado habían puesto a los grandes como el Bitcoin, Ethereum y Ripple en una situación bastante comprometida. En concreto el Bitcoin ha visto caer su valor hasta el entorno de los 5000€, mientras que el Ethereum caía hasta algo más de 500€ y el Ripple ha terminado sus expectativas de mantenerse cerca de 1€ de valor.

Obviamente todo el resto de monedas se han visto arrastradas por la caída de confianza en el Bitcoin, provocando el pánico en muchos inversores que se han dado prisa en vender, lo cual sumaba todavía más y más bajadas de valor.

La situación obviamente era y es mala, con una china que ha cerrado sus exchanges y se plantea prohibir el acceso a las plataformas de cambio extranjeras o incluso la prohibición del uso de las cryptos, y una Corea del Sur que hasta hace unos días hablaba de prohibir las criptomonedas, dejaba a este mercado sin dos de sus grandes motores. A esto hay que sumar que varios de los grandes bancos de EEUU anunciaban ayer la prohibición de usar tarjetas de crédito en sitios de exchange, algo que unas horas después confirmaría la reconocida Coinbase hablando de hasta cuatro entidades que habrían bloqueado las compras con tarjeta de crédito en su plataforma. Una medida que según se dice, será adoptada por otros bancos en breve.

Hoy las noticias siguen, aunque no todas tienen porque ser negativas, puesto que en el parlamento de EEUU se está discutiendo sobre las regulaciones hacia las cryptomonedas y la U.S. Commodity Futures Trading Commission (CFTC) ha confirmado su intención de “no hacer daño” a este mercado. Aunque esto no significa precisamente que no se vaya a tomar ningún tipo de medida que pueda resultar minimamente negativa.

Desde esta mañana parece que las cryptomonedas han comenzado a revertir la situación de continua caída de sus valores y a estas horas podemos decir que la mayoría han recuperado levemente parte de su valor perdido. Lo que espera en los próximos días es impredecible, ya que muchos países se encuentran en medio de establecer nuevas regulaciones y ya hemos visto como a los bancos y a algunos otros grandes poderes que operan en bolsa no les gusta demasiado este mercado y van a hacer todo lo posible para lanzar todo tipo de noticias de carácter negativo para minar la confianza de los inversores.