Los desarrolladores de PUBG hablan de nuevas medidas anti tramposos que están en marcha

 

La popularidad de Playerunknown’s Battlegrounds desgraciadamente ha atraído a jugadores que no están dispuestos a jugar bajo las reglas del mismo, por lo que recurren a programas de terceros para hacer trampas, lo cual incluye habituales como aimbot o otros sistemas de detección de enemigos que no están contemplados en el juego.

Los desarrolladores de PUGB dicen estar trabajando duramente en una solución a este problema, puesto que las trampas dañan la experiencia de juego a todos aquellos que juegan legalmente al mismo y obviamente supone un perjuicio. En un nuevo comunicado, los desarrolladores dicen haber identificado un nuevo patrón de trampas en PUBG, con el cual se habrían identificado más de 100,000 jugadores que serán baneados en una sola ola próximamente:

 

“Esta semana, realizamos una revisión exhaustiva de los datos del juego de 10 millones de jugadores y completamos el análisis de decenas de millones de registros de datos. A través de este ejercicio, pudimos identificar más de 100,000 instancias del nuevo patrón relacionado con el uso del cheat y ahora hemos confirmado que fue claramente un intento de comprometer nuestro juego. Estos jugadores serán permanentemente baneados en una sola ola. Este es un ejemplo de medidas adicionales que tomaremos además de los sistemas de detección básicos. Seguiremos revisando los registros de datos como este, incluso si esto significa que el equipo anti-trampas tiene que filtrar a través de cientos de miles de millones de registros de datos manualmente. Además, estamos buscando adoptar una nueva solución para detectar y prohibir más tramposos, y hemos estado fortaleciendo continuamente nuestros sistemas de seguridad. También nos hemos puesto en contacto con las autoridades pertinentes de algunos países para emprender acciones legales contra los desarrolladores y distribuidores de trampas. Estamos decididos a tomar fuertes medidas contra ellos en el futuro.”

 

Es bueno ver como desde PUBG se va a luchar no solo contra los jugadores tramposos, sino también contra aquellos que crean el software necesario o lo distribuyen. La lucha contra las trampas de los juegos siempre han sido difíciles, pero desde luego, si se lucha contra ello los tramposos acaban siendo una minoría ridícula y es muy difícil encontrarlos en las partidas.