Los envíos de PC pre-montados sufren una caída del 4.3% en el ultimo trimestre, se marca el punto más bajo en los últimos tres años

 

Según los últimos datos recogidos en NextPowerUp se muestra que los principales ensambladores de equipos han sufrido una caída de envíos del 4.3% durante el segundo trimestre de 2017 respecto a los datos del año pasado. Estos nuevos datos representan el punto más bajo en los últimos tres años donde hemos podido ver como las ventas han ido descendiendo poco a poco.

Las razones de esta caída pasan por un incremento de precios de componentes como los SSD y la memoria RAM, siendo los primeros cada vez más populares en los equipos pre-montandos. Mientras que la segunda de las razones apunta a que los principales fabricantes han entrado muy tarde al mercado gaming de gama media y entusiasta, ofreciendo productos para este mercado realmente durante los ultimos meses, como por ejemplo HP con su gama OMEN o como Dell que ha empezado a ofrecer de nuevo equipos gaming.

 

 

Aunque realmente los números pinten mal para los principales ensambladores de equipos (no olvidemos que se incluyen los ordenadores portátiles), esto no significa que los PC se estén vendiendo menos, si no que los PC pre-montados están siendo menos populares, prefiriendo muchos usuarios en obtener sus equipos por componentes ensamblandolos ellos mismos o adquiriendolos en tiendas que los ensamblen por ellos. Algo que considero normal, viendo que comprar un PC pre-montado de la mayoría de fabricantes supone un sobreprecio por la configuración importante.