Los insiders de Xbox One reciben la actualización que activa el soporte Freesync

 

Aquellos que estén suscritos a los “Preview Rings” de las actualizaciones de Xbox One, han recibido hoy para todos los modelos de la consola de Microsoft una actualización que activa el soporte para la tecnología AMD Freesync. Esta actualización permite a las consolas dar un paso cualitativo muy importante, ya que junto con monitores con soporte para refresco adaptativo o la multitud de modelos de televisor que van a ser compatibles con esta tecnología, permitirá evitar el molesto tearing y mejorar notablemente la suavidad de la imagen.

En concreto, la tecnología permite que sea el televisor el que espere a recibir un frame completo desde la GPU de la gráfica, ya que los paneles compatibles con freesync son capaces de adaptar su refresco al numero de frames que es capaz de dibujar en este caso la consola. Lo cual evita el tearing cuando tenemos objetos en movimientos y que se produce cuando el panel comienza a dibujar un segundo frame que ya es muy diferente al anterior.

Es cierto que la mayoría de juegos funcionan con objetivos de 30fps en consola, pero cualquier juego recibirá una notable mejora en fluidez con esta nueva tecnología si nuestro panel es capaz de adaptarse hasta tasas de refresco tan bajas. Algo que ya es bastante común en los últimos modelos, en busca de ampliar el rango de funcionamiento de esta tecnología.

Xbox One S y Xbox One X soportarán esta tecnología en su versión 2 más moderna, mientras que la Xbox One original soportará la primera versión.