Los procesadores Intel Coffee Lake usan una distribución de pines diferente a Kaby Lake

 

Uno de los aspectos más discutidos y de alguna manera polémicos de Coffee Lake y los nuevos chipset de Serie 300 ha sido su nula compatibilidad, ni podemos instalar procesadores Skylake o Kaby Lake en placas serie 300, ni podemos instalar Coffee Lake en placas serie 100 o serie 200. Todo ello a pesar de estar utilizando el mismo socket, por lo que era fácil pensar en una maniobra de marketing de Intel debido a que Coffee Lake realmente supone un cambio real en la plataforma mainstream al pasar a los 6 núcleos.

Intel desgraciadamente tampoco ha entrado nunca en demasiados detalles, hasta que David Schor (Un ingeniero y analista de la industria de semi-conductores) se ha puesto manos a la obra para desvelar que secretos ocultaba la falta de compatibilidad de los nuevos procesadores Intel, confirmando que Coffee Lake usa una distribución de pines bastante diferente.

David Schor ha aportado los dos siguientes esquemas de la configuración de pines de ambos procesadores (Kaby Lake a la izquierda y Coffee Lake a la derecha), llegando a la conclusión de que a pesar de ser procesadores muy similares, en la parte inferior izquierda se pueden observar grandes cambios en los pins dispuestos para la alimentación del procesador. Lo cual confirma las palabras de Intel de que los grandes cambios en Coffee Lake eran en cuanto a alimentación del propio procesador.

 

 

 

Estas mejoras eléctricas en cuanto a alimentación del procesador, son lo que hace diferentes a los procesadores Kaby Lake de Coffee Lake, haciendo que los nuevos procesadores no sean compatibles con las placas anteriores y que los antiguos procesadores no sean compatibles con las nuevas placas base serie 300 a nivel de ingeniería.

Los pins cambiados en Kaby Lake, son pins que se encontraban reservados y que ahora forman parte de la alimentación VCC y VSS del procesador, y es el cambio más grande apreciable. Luego hay otros más pequeños de cambios de posiciones o de utilidad de ciertos pines que también provocan estas diferencias. Así que queda en manos de los usuarios decidir si estos cambios han sido intencionales o es que realmente hacia falta un cambio de diseño que implicara dejar fuera de la compatibilidad a los otros procesadores, aunque los nuevos Coffee Lake no pudieran instalarse en placas anteriores.