Los videojuegos modernos dejan de lado la atención al detalle en favor de mejores gráficos

 

Los videojuegos modernos, aquellos de primera línea supuestamente lideres en tecnología o los llamados triple A, siempre se han conocido por ser títulos que destacaban en su época por características novedosas. Muy probablemente muchos recuerden títulos como Half-Life 2, que en su día suponía no solo un salto gráfico, si no también un trabajo ejemplar en físicas, un salto que sin duda ha provocado que muchos juegos centraran sus esfuerzos en ofrecer un mínimo de físicas o entornos destruibles basados en ellas. Es solo un ejemplo, pero que demuestra que los pequeños detalles siempre han dado un plus de inmersión que otros juegos no ofrecían.

Con el lanzamiento de la tercera entrega de la franquicia Mafia, se hicieron populares varios vídeos que comparaban la atención al detalle y características de las anteriores entregas con la nueva. Obviamente esto fue toda una sorpresa cuando se descubrió que Mafia III, si bien gráficamente es mucho más avanzado, en cuanto analizamos los detalles vemos que la tercera entrega prescinde de varias características que si disponían sus anteriores entregas. Teniendo en cuenta que la primera entrega fue lanzada hace más de una década, la situación era más que vergonzosa.

Como podréis ver en ambos vídeos, que os propongo que veáis con calma, detalles como los daños en los vehículos, reacciones de los NPC o cosas secundarias como puede ser utilizar una gasolinera, tener baños funcionales o el entorno destruible es superior en las anteriores entregas:

 

 

Sin duda no puedo evitar llevarme las manos a la cabeza y preguntarme que ha podido ocurrir con el paso de los años, para que los principales juegos hayan involucionado hasta el punto de que tengamos que esperar un menor numero de características en un mundo abierto en un juego moderno, que las que disponíamos en sus anteriores entregas.

Por si los vídeos acerca de Mafia III no fueran ya lo suficientemente bochornosos, en los últimos días se ha comparado el nuevo Far Cry 5 contra Far Cry 2 en nuevo vídeo. Lo cual ha puesto en escena que si bien Far Cry 5 visualmente está varios pasos por delante, de nuevo la atención al detalle deja mucho que desear en un juego que ha sido lanzado en 2018.

De nuevo, la dejadez por los detalles hace presencia haciendo de Far Cry 5 un mundo mucho menos realista de lo que era Far Cry 2, un juego lanzado hace una década. El vídeo comienza comparando la capacidad de disparar a través de superficies que obviamente no son a prueba de balas, donde Far Cry 5 demuestra que una simple valla de madera es capaz de detener disparos de armas de asalto. El vídeo sigue con las físicas de un RPG, con un Far Cry 5 que funciona como juegos de hace más de dos décadas, desapareciendo la granada en el cielo, sin posibilidad de que vuelva, cosa que en Far Cry 2 no ocurre y la granada cae trás ganar altitud.

La siguiente muestra nos presenta los entornos inflamables como la vegetación, donde Far Cry 2 vuelve a mostrarse superior en reacción e incluso añade reacciones para cuando disparamos armas como lanzamisiles que producen llamaradas al dispararse. El vídeo continua mostrando las reacciones de los enemigos cuando los herimos y volvemos a la misma situación, con un Far Cry 2 con mejores reacciones de la IA, con compañeros que curan a los caídos, NPC que se esconden o devuelven los disparos desde el suelo.

Más adelante la vegetación vuelve a la escena, demostrando que Far Cry 2 no solamente dispone de una vegetación que reacciona a nuestros movimientos y a los de los enemigos, si no que también es destruible en la mayoría de casos reaccionando a los disparos, algo de lo que carece Far Cry 5. El vídeo obviamente continua y os recomiendo verlo, ya que vais a encontrar todavía un buen numero de características vergonzosas de Far Cry 5 respecto a su predecesor de hace una década.

 

 

La pregunta aquí es ¿Por qué?, la respuesta está en la actitud de muchos equipos de desarrollo que obligados hoy en día a hacer frente a fechas de lanzamiento imposibles y centrar sus esfuerzos en contenido DLC para venderse después del lanzamiento, que realmente se desarrolla pre-lanzamiento, no deja tiempo para utilizar unos meses o semanas en introducir detalles o mejoras en la IA que hace unos años eran fundamentales.

Esto provoca que juegos de 2017 o 2018 sean horriblemente más retrasados en cuanto a detalles que juegos de la pasada década, mientras que el apartado gráfico parece haber mejorado notablemente. Lo que nos lleva a que un juego relativamente antiguo remasterizado, sea técnicamente superior a uno moderno, ya que la simple atención a los detalles hace que los juegos sean mucho más completos y la experiencia sea mucho más agradable.

Es entonces cuando nos encontramos con juegos como Grand Theft Auto 5 o The Legend of Zelda: Breath of the Wild, con mundos abiertos, pero con una atención al detalle mucho mayor. Que nos permiten sumergirnos mejor en sus mundos virtuales y vivir experiencias, que juegos como Far Cry 5 no se pueden permitir por que al final del día no ofrecen mucho más allá que un paseo gráficamente agradable.