Metro Exodus no será un mundo abierto, pero si dispondrá de amplias zonas, crafting y vehiculos

 

Con la mayoría de juegos pasando al modelo sandbox con enormes mundos abiertos prácticamente a día de hoy esperamos que cualquier nuevo anuncio donde veamos grandes espacios abiertos sea realmente porque se han pasado a este modelo para la nueva entrega. Metro Exodus parece que será la excepción a esta norma, ya que una reciente información publicada en GameInformer indica que el juego no dispondrá de mundo abierto, aunque podremos encontrar zonas abiertas de gran tamaño en el título.

El mundo lo visitaremos gracias al tren llamado Aurora, en el cual podremos deteneros en las diferentes fases del título y utilizarlo como base de operaciones, pudiendo volver a el para guardar la partida o realizar diversas acciones. En concreto se habla de que los mapas del juego tendrán un tamaño de dos kilometros cuadrados y que el sistema de economía basado en la munición se ha remplazado por uno más similar al de la serie Fallout, en el que podremos recoger objetos del desolado mundo para sobrevivir.

Entre la información se publica que la tercera entrega dispondrá de la funcionalidad de poder craftear objetos y la posibilidad de poder conducir diversos vehículos. La historia del nuevo título continuará siendo lineal, por lo que el desarrollo será de avanzar, sin misiones de recadero para explorar mundos abiertos, simplemente una historia contada de inicio a fin, pero que no estará exenta de actividades extra.

El combate también ha sido actualizado para adecuarse a las nuevas zonas de juego, ya que por primera vez en la franquicia podremos utilizar el sigilo para acabar limpiamente y sin ruido con nuestros enemigos. Mientras que los combates han pasado a ser mucho más abiertos, gracias en mayor parte a los mapas mucho más grandes.

Metro Exodus llegará a PC, Playstation 4 y PC a finales de 2018.