Microsoft confirma 3.000 nuevos despidos con la justificación de una reestructuración para centrarse en la gestión de datos

Como os reportamos a principio de semana, Satya Nadella parece tener claro el querer darle una nueva dirección a Microsoft centrándose en el Cloud, concretamente en su servicio Azure, dejando de lado el mercado móvil y estableciendo los primeros pasos para la desaceleración en el mercado de PC.

Microsoft ya anunció 18.000 despidos en 2014, otros 7.800 despidos un año más tarde para finiquitar en el 2016 la división móvil con 1.850 despidos inicialmente a los que se sumarían otros 2.850 más poco más tarde. Si tenemos en cuenta los nuevos 3.000 despidos que acaba de anunciar, estaríamos hablando de que la compañía aficanda en Redmond habría reducido en 30.800 personas su fuerza laboral.

Según la compañía estos movimientos no se han realizado para reducir costes, sino como un movimiento para adaptar a la empresa a las necesidades de hoy por hoy. Si tenemos en cuenta que Microsoft cuenta con 71.000 empleados en USA y 121,000 empleados en el resto del globo, esta nueva reudcción de empleo supone menos del 10% total de su fuerza de trabajo.