Microsoft explica como afectarán los parches de Meltdown y Spectre al rendimiento de los equipos Intel

 

Mientras que durante esta semana ha habido cruces de declaraciones y varias informaciones contradictorias de hasta que punto afectarán los parches de Meltdown y Spectre al rendimiento de los equipos con procesadores Intel, llegando a afirmar que el impacto de rendimiento podría llegar a ser insignificante, mientras en otros casos hemos visto impactos de rendimiento en los que se llegaba a duplicar el consumo de CPU.

Microsoft ha querido dar la cara hoy explicando en una nueva entrada de su blog escrita por Terry Myerson, vicepresidente ejecutivo del grupo Windows y de Dispositivos, en el que nos cuenta como afectarán los parches de seguridad a los diferentes procesadores Intel y dependiendo de la versión Windows instalada. En concreto, se citan tres escenarios diferentes:

  • En Windows 10 y con procesadores de sexta, séptima o octava generación, la perdida de rendimiento será de un solo dígito o lo que es lo mismo, menos de un 10%.
  • En Windows 10, con procesadores de quinta generación o anteriores, la perdida de rendimiento será más significativa con algunos usuarios notando una ralentización de sus sistemas.
  • En Windows 7 y Windows 8, con procesadores de quinta generación o anteriores, la mayoría de usuarios notarán una perdida de rendimiento significativa.

En cuanto a Windows Server, Microsoft deja en manos del criterio de los administradores de los sistemas el decidir si aplican o no los parches de seguridad. Ya que las perdidas de rendimiento en tareas intensivas de CPU podrían ser significativas en caso de aplicarse estos y por lo general muchos sistemas están diseñados para aguantar cargas de trabajo concretas.

En mi opinión, esto provoca dos líneas de ataque diferentes a la perdida de rendimiento en los equipos sobremesa de la mayoría de usuarios. Ya que por un lado tenemos la perdida de rendimiento asociada al procesador utilizado y por otro lado la perdida de rendimiento asociada a la versión de Windows utilizada. Me gustaría pensar que esto no es intencional, pero es difícil no ver que casualmente los procesadores y sistemas operativos más modernos sufren menores ralentizaciones del sistema al aplicar los parches, así que ya veremos en el futuro si esto ha sido casual o provocado.