Microsoft termina con la producción de Kinect tras siete años y un éxito escaso

 

Microsoft ha anunciado hoy que cesa la producción de su periférico Kinect tras siete años desde que fuera lanzado como accesorio de Xbox 360 como respuesta al éxito de Nintendo Wii. Kinect vendió bien durante con 35 millones de unidades vendidas en todo el mundo, pero el interés por este periférico debido a la escasez de software para el cada vez fue menor. Microsoft en un intento por darle popularidad incluyo Kinect con todas las nuevas Xbox One, no permitiendo comprar la consola por separado sin este periférico, cosa que provoco que el precio de la consola inicial aumentara en 100€, algo de lo que más tarde se culparía a Kinect de las bajas ventas de la consola y finalmente la compañía optaría por vender la consola sin este periférico, dejándolo solo como algo opcional.

Kinect también tuvo una versión PC basada en el modelo 2.0 lanzado en Xbox One, aunque os podréis imaginar el éxito obtenido si ni siquiera habéis oído hablar de el.

Según fastcodesing, de donde aparece esta noticia las ultimas unidades que hay ahora mismo en las estanterías suponen la ultima oportunidad para hacerse con este periférico, ya que Microsoft ya habría anunciado a los vendedores que no va a realizar más envíos de este producto.

Kinect puede haber muerto ya en su forma original, pero la realidad es que su tecnología es la que dio lugar a otros dispositivos como HoloLens y los nuevos headset Windows Mixed Reality. que representan realmente el futuro de Microsoft en cuanto a la interacción de los usuarios con las consolas o el PC.