Un nuevo teardown revela que Nintendo Switch equipa un SoC Nvidia Tegra X1 sin modificar

 

 

La web TechInsights ha realizado un nuevo teardown de Nintendo Switch revelando que Nintendo habría optado para su nueva consola por un Nvidia Tegra X1 sin ningún tipo de modificación adicional o al menos eso es lo que revelan las imágenes del propio núcleo, aquí podéis ver la comparativa entre el SoC de Switch y un Tegra X1, siendo ambos prácticamente idénticos:

 

 

Por lo que el resultado final seria que Switch tiene en su CPU una configuración 4+4 formada por cuatro núcleos A57 a 1,9Ghz y cuatro núcleos A53 a 1,3Ghz, mientras que la GPU seria de arquitectura Maxwell con 256 núcleos CUDA, lo cual confirmaría los primeros rumores publicados por Digital Foundry y descarta el resto de rumores que indicaban un SoC mucho más potente que este.  Otros datos interesantes es que el audio corre a cargo de una Realtek ALC5639 o la presencia de acelerometros en la propia consola.

El articulo también aprovecha para desmontar ambos Joy-Con señalando la fuente del problema de la mala conexión en algunos escenarios, ya que las antenas serian muy pequeñas y en el caso del Joy-Con izquierdo un diseño excesivamente integrado podría estar provocando una recepción mucho peor que en el derecho.

 

 

En la imagen anterior, podemos ver como la antena a la izquierda de la imagen comienza en un pequeño conector metálico terminando en un rectángulo de fibra de vidrio recubierto metalicamente que hace las veces de antena en un lateral del Joy Con derecho, mientras que en la imagen siguiente veremos una comparativa con el Joy-Con Izquierdo donde la antena esta soldada al mismo PCB al lado de una carcasa metálica, lo cual podría aumentar los problemas de señal en el Joy Con izquierdo, por no hablar que se situado debajo de la batería:

 

 

La pregunta es si Nintendo podrá hacer algo vía firmware para solventar los problemas de señal en el Joy Con izquierdo, aunque sea sacrificando algo más de batería por una señal algo más potente o si la única solución sera reemplazar las unidades defectuosas de Joy Con izquierdo por otras que incorporen un rediseño de la antena, por el momento la única respuesta de Nintendo ha sido la de invitar a los usuarios con problemas a retirar de la habitación de juego cualquier otro aparato con funcionalidad Wifi o Bluetooth que pueda afectar a la señal de los Joy-Con, algo bastante inútil por cierto, ya que hoy en día cualquier salón dispone de elementos con comunicación WiFi, lo cual implicaría incluso retirar nuestros teléfonos móviles de la habitación.

En cuanto a la potencia de la consola, mi conclusión es que sea como sea y viendo los juegos que están actualmente además de los que van a llegar en los próximos meses, la consola cuenta con potencia suficiente como para dar vida a juegos superiores a Wii U y con el tiempo según Nintendo vaya puliendo el firmware de su consola, y los mismos desarrolladores tengan más tiempo para poder exprimir todo el potencial veremos cosas muy interesantes, aunque desde luego, quien esperara algo más cercano a una Xbox One seguramente se sentirá decepcionado, pero eso ya es algo que aquí personalmente ya había advertido en alguno de mis artículos, Nintendo Switch tendrá sus propios juegos y como mucho recibirá ports descafeinados de aquellos que pueden funcionar a 60 fps de forma sobrada en las consolas de nueva generación, como parece ser el caso de Dragon Quest Heroes I & II y como será el caso de Dragon Quest XI.

Al fin y al cabo Nintendo Switch tiene un corazón portátil y eso es tanto lo que la hace especial, como lo que la limita.