NVIDIA asegura que los precios de las GPU seguirán subiendo en 2018

 

Seguramente si seguís el mercado de las GPU de cerca habréis notado ya en los últimos meses como muchos de los modelos han comenzado poco a poco a incrementar sus precios, siendo por ejemplo fácil encontrar modelos de GTX 1060 que no alcanzaban los 300€, con precios ahora mismo que rondan desde los 340€ hasta los 360€.

Estos precios son debido al aumento de la demanda de GPUS tanto por gamers como por mineros de criptomonedas, lo cual ha provocado durante los dos últimos años un aumento bastante inesperado de ventas. Vender más GPU implica también vender un mayor numero de chips DRAM de memoria GDDR5 y en un momento en el que cualquier modelo incorpora al menos entre 3 y 6GB en la gama media, o incluso llegando a modelos de 8GB o más, deja claro que la demanda de chips GDDR5 está por las nubes.

Esta demanda de DRAM ha provocado cierta escasez en el mercado, por lo que los principales fabricantes han comenzado a aumentar los precios todavía más para sacar mayor rentabilidad de todos los chips producidos.

Según un reporte de Massdrop.com, NVIDIA ya habría confirmado que esta situación se extenderá a lo largo de 2018 y que hasta finales de año, no veremos un balanceo real de precios. El articulo habla de que los principales fabricantes de DRAM estarían dando prioridad a los fabricantes de teléfonos móviles, ya que estos estarían pagando un extra para “colarse” en las líneas de producción de los ansiados chips para comercializar sus nuevos modelos rápidamente. Por lo que al final de la jugada, las amenazas contra los precios de las GPU se multiplican por todas partes y se entienden perfectamente los incrementos de precios.

Desde mi punto de vista, la única esperanza para los precios está en las nuevas memorias GDDR6. Ya que estas provendrían de las nuevas fabricas de los principales fabricantes de DRAM y NAND, y además llegarían con densidades de hasta 2GB por chip, lo cual aliviaría el mercado al reducir el numero de chips necesarios.