NVIDIA presenta Drive PX Pegasus, la primera placa basada en Volta pensada para taxis autonomos

 

NVIDIA sigue avanzando en su negocio de las IA para vehículos autónomos y ayer, durante la GTX 2017 Europea, presentaba la nueva placa Drive PX Pegasus. Esta nueva placa supone un avance considerable frente a sus anteriores Drive PX 2, ya que la nueva placa base es capaz de aumentar el rendimiento 10 veces respecto a la versión anterior, ya que la nueva placa es capaz de ofrecer 320 Deep Learning Tera Operations por segundo, mientras que la anterior movía unos números de alrededor de 24~30.

Por si fuera poco, NVIDIA dice que esta nueva placa supone un Nivel 5 en autonomía, ya que esta nueva placa esta preparada para los futuros robotaxis, taxis completamente autónomos que en la teoría deberían cambiar el modelo de este transporte publico para siempre. Para hacernos una idea de que significa este “Nivel 5” de autonomía, las anteriores Drive PX 2 que incorporan los vehículos Tesla actualmente con el Tesla Autopilot, tenían un Nivel 3 de autonomía, lo cual permitía al vehículo un piloto automático capaz de leer el trafico mientras circulábamos recto, dejando al conductor la única responsabilidad de cambiar de ruta cuando fuera necesario, ya que Tesla Autopilot es capaz de acelerar, frenar, cambiar de carril o incluso esquivar obstáculos.

La nueva placa Drive PX Pegasus esta equipada con dos SoC Xenver que incorporan iGPU Volta y dos GPU basadas en Pascal, en total, se suma un consumo de 500W que serán refrigerados por aire. Por ahora NVIDIA no ofrecerá GPU dedicadas basadas en Volta tampoco en este mercado, aunque se habla de que las Volta incluidas estarían diseñadas exclusivamente para el mercado de la Inteligencia Artificial, mientras que las GPU incluidas tendrían otras funciones de interfaz con el cliente.