NVIDIA prohíbe el uso de sus GPU GeForce a datacenters a excepción de aquellos que se dediquen a minar criptomonedas

 

NVIDIA ha tenido que tomar medidas contra aquellos datacenters y grandes clientes que han diseñado sus equipos o tienen planeados sus nuevos equipos con tarjetas gráficas de la gama GeForce para gamers, no utilizando las versiones profesionales de las líneas de producto Tesla y Quadro. Estas empresas optan por utilizar las versiones gamer de las GPU NVIDIA debido a su menor coste y al alto numero de núcleos CUDA que implementan, por lo que se han vuelto mucho más populares que las tarjetas Titan semiprofesionales o las mucho más caras Quadro y Tesla.

Para ello, se han actualizado los términos y condiciones de NVIDIA no permitiendo el uso de las tarjetas GeForce para estos equipos, aunque aquellas empresas que se dediquen a la minería de criptomonedas podrán seguir utilizándolas normalmente. Este cambio debería provocar que aquellos datacenters con servidores orientados la inteligencia artificial o al desarrollo de sus múltiples utilidades, en teoría deban usar las soluciones Titan, Quadro o Tesla.

NVIDIA plantea este tipo de medidas tras ver que algunos profesionales huyen de sus soluciones profesionales, haciendo que la inversión en investigación y desarrollo no haya rentado tanto debido a la bajada de ventas de este tipo de soluciones. Para evitarlo, NVIDIA podría ser capaz de enfrentar a su equipo legal con aquellos que no cumplan con el acuerdo.

Por otro lado, NVIDIA debería ver si su producto profesional quizás necesita varias líneas de trabajo diferenciadas. Ya que las necesidades de los grandes editores de vídeo, pueden no ser las mismas necesidades que las grandes empresas que trabajan para crear las IA del futuro, por lo que entiendo perfectamente a aquellos que en vez de comprar una solución Quadro, elijan por el mismo precio comprar 4 o 5 GPU gaming de gama entusiasta por que así disponen de mayor potencia CUDA.