Playstation 5 y Xbox Two, ¿que hay de verdad entre tanto rumor?

 

Llevaba un tiempo queriendo escribir este articulo de opinión, un poco por contar mi visión del futuro del mercado de las consolas, un poco como una reacción a varios de los vídeos que circulan por Youtube criticando con más o menos acierto el que se publiquen noticias al respecto (Hola Sasel y compañía…) y finalmente, un poco en parte por contar una visión más realista de lo que es posible y lo que no dentro de lo que es una consola.

En primer lugar me gustaría hablar de la difusión de rumores sobre las especificaciones o títulos que supuestamente van a ser retrasados para las consolas de nueva generación. Yo, que llevo relativamente poco escribiendo como medio humilde de internet, casi como hobby, me considero imparcial en cuanto a marcas, por lo que descarto totalmente el estar favoreciendo o penalizando a la reputación de una u otra consola cuando hablo de ellas.

Como otras tantas personas que hablan desde su conocimiento (o desde su desconocimiento) del mundo de las consolas o del hardware de PC, no podemos negar que hay interés por parte de los lectores de conocer cualquier información que pueda adelantar de alguna manera lo que podrían ser las consolas de nueva generación. Por ello tendemos a difundir ciertos rumores que aparecen en la red u otros medios, intentando de esta manera como en cualquier otra noticia darle al lector aquello que le interesa leer. Por supuesto, siempre existen los matices de como interpretas lo que cuentas y como lo enfocas a tu lector, quedando en manos de quien escribe también el seleccionar las noticias o no, dependiendo de si considera las fuentes fiables o tienen experiencia previa en este tipo de rumores.

No veo el punto de criticar que se hable de ciertos rumores, sobretodo cuando llegan desde aquellos que prácticamente se dedican a la critica y terminan trabajando también sobre esos mismos rumores o informaciones previas al lanzamiento de una consola para hacer critica pero terminar por difundirlos ellos mismos y valorando su opinión al respecto. Por supuesto, yo que podría hacer una “wishlist” de aquello que me gustaría que estuviese dentro de la nueva consola de Microsoft o de Sony y hablar de ello como rumor para hacer “clickbait”, no voy a hacerlo por simple respeto a mis lectores.

 

 

Una vez dicho esto, desde mi humilde opinión voy a hacer un pequeño análisis de los rumores surgidos esta semana acerca de Playstation 5, que como sabréis se hablo de que la consola equipará un procesador AMD de arquitectura “Zen” y una GPU de arquitectura “Navi”. Esto implica, para todos aquellos que desconozcáis un poco el mundo del hardware en PC, que muy probablemente la consola de Sony este basada en un nuevo SoC (un único encapsulado que incluya tanto la CPU como la GPU) en el que veríamos un procesador similar a los AMD Ryzen 7 actuales con 8 núcleos con muy probablemente sus 16 hilos utilizables gracias a la tecnología SMT, que lleva integrado una GPU de nueva generación de arquitectura NAVI, la cual en teoría debería lanzarse cuando esté disponible el proceso a 7nm.

Esto nos lleva a considerar aquello que es realista y lo que no es realista, ya que las consolas suelen tener unos precios iniciales que rondan los 400 a 500€ en el mejor de los casos. Si analizamos por ejemplo el precio de Playstation 4 que se lanzo con el SoC Jaguar que es poco más que una CPU AMD FX de la época de un poco más de 100€ y una GPU que en aquel entonces se comercializaba en el entorno de los 160~200€, descontando que se trata de un SoC vendido en masa por AMD y que hay que descontar gran parte del precio por ellos, pero incluyendo placa base, caja, embalaje, gamepad, memoria RAM, almacenamiento y obviamente lo que ganan Microsoft y la tienda que la vende, no sale que la consola seguramente no superaba los 200€ de coste en total en cuanto a fabricación.

¿A que viene este ejemplo? A que ahora mismo una CPU basada en Ryzen de 8 núcleos supera ampliamente los 300€ y que si se ha de utilizar una GPU basada en NAVI que sea ampliamente superior a lo que equipa la Playstation 4 Pro o Xbox One X, muy probablemente tengamos que entrar en un segmento de más de 300€. Si a esto le añadimos que muy probablemente las consolas de nueva generación amplíen su memoria hasta los 16GB y tal como se cuenta utiliza memoria GDDR6 que ya se ha confirmado que será al menos un 20% más cara, simplemente no cuadran los números para finales de 2018, de hecho, no cuadran ni siquiera para finales de 2019.

La producción de chips a 7nm comenzará a partir de la segunda mitad de este mismo año, pero la producción se centrará en producir los SoC para los principales móviles de gama alta del mercado, mientras que se espera que a principios o mitad del año próximo comencemos a ver los primeros productos de hardware para PC basados en el nodo de 7nm. Son un tanto cómicas estas informaciones sobretodo teniendo en cuenta que los primeros productos para PC a 12nm acaban de aterrizar en el mercado con la nueva serie de procesadores Ryzen de segunda generación y todavía no hay ni rastro de tarjetas gráficas a 12nm de NVIDIA o de AMD como para hablar de arquitecturas que están pensadas para los 7nm para un lanzamiento tan cercano.

Más cómico resulta, cuando tienes en cuenta que las consolas no utilizan la última tecnología disponible, si no que reducen costes utilizando nodos anteriores que ya van entrando en fase de usos más humildes y producen una tasa menor de fallos que aquellos más modernos y costosos. El SoC jaguar fue fabricado a 28nm cuando los procesos de 20nm ya estaban disponibles, NVIDIA y AMD ya se preparaban para utilizar en aquel entonces los nodos de 16nm y 14nm para unos meses después, mientras que Microsft y Sony todavía hace relativamente poco el proceso de 20nm para sus consolas SLIM y S, y para las mejoradas PRO y Xbox One X.

A no ser que AMD haya adelantado sus planes para utilizar NAVI y vaya a crear un SoC tremendamente novedoso (y caro) para la supuesta Playstation 5, parece poco probable e incluso diría que totalmente descartable que tanto la Playstation 5 como la sucesora de Xbox One vayan a aparecer antes del año 2020. Desde mi opinión creo que no veremos las consolas de nueva generación al menos hasta 2021, ya que si bien puede parecer que Sony puede tener prisa “por haberse quedado atrás” en la batalla de potencia, no tiene sentido ahora mismo lanzar una consola actualizada o una que realmente no suponga un salto de calidad enorme respecto a sus predecesoras, un problema causado por haber lanzado consolas “actualizadas” en potencia.

AMD para aquel entonces habrá aumentado el numero de núcleos de CPU por die de cuatro a seis, incluso los rumores hablan de un aumento a 8. Por lo que veo más factible una consola basada en un solo die Ryzen de seis núcleos, que vendrá a ser en aquel entonces la gama de entrada de Ryzen como lo son ahora los Ryzen 3, con una GPU que debería estar entre los 6 y 10 TeraFLOPS de potencia para realmente causar una diferencia frente a Xbox One X, sobretodo en cuanto a mover juegos 4K o directamente ofrecer las consolas con dos GPU diferentes con los objetivos de Full HD y 4K en mente. Lo cual ofrecería a los jugadores dos segmentos de precio diferentes para la misma consola, aunque este escenario lo creo francamente improbable a no ser que realmente Microsoft o Sony se planteen ofrecer un modelo premium por encima de los 600€.

¿Que opináis vosotros?