Rise of the Tomb Raider lanza una actualización que mejora sustancialmente la CPU dependencia usando DirectX 12

 

Hoy estamos de sorpresa. Hace ya algún tiempo que veníamos comentando que tanto Deus Ex: Mankind Divided como con Rise of The Tomb Raider, ambos juegos portados a PC por NIXXES, sufrían problemas de rendimiento bajo el API DirectX 12 y parece ser que el tiempo nos ha confirmado este hecho.

Es por eso que NIXXES ha tomado medidas y acaba de lanzar un una nueva actualización para Rise of The Tomb Raider que según la nota de prensa mejoraría los siguientes puntos:

  • Corregir ciertos fallos DX12 reportados por los usuarios en los foros.
  • Mejoras en el rendimiento de DirectX 12 en una amplia variedad de hardware, sobre todo en situaciones CPU dependientes. Mejora especialmente el rendimiento en las CPU Ryzen de AMD.

Queda patente que independientemente de las mejoras sufridas por los procesadores AMD Ryzen con esta nueva actualización también han salido ganando todos los procesadores Intel usando el API DirectX 12.