Shigeru Miyamoto se reserva el derecho a cancelar la película de Super Mario si el argumento no le resulta convincente

 

Todos sabemos que la primera adaptación de Super Mario a la gran pantalla no fue todo lo bien que cabria esperar de una franquicia de semejante calibre, por lo que los miedos respecto a la nueva colaboración entre Nintendo y Illumination Entertaiment (Gru, Minions) siempre estarán ahí. Hace poco se supo que el propio Shigeru Miyamoto co-producirá esta nueva adaptación animada para la gran pantalla, por lo que realmente el sello de un mínimo de calidad debería estar asegurado, tal cual el mismo anunciaba en los últimos resultados financieros de la compañía:

 

“He estado considerando una película animada durante muchos años. […] He hablado con todo tipo de directores y productores de películas, y finalmente me presentaron a Illumination a través de Universal.

Cuando hablé con [el CEO de Illumination, Chris Meledandri], dijo que había leído muchas entrevistas conmigo y que sentía que teníamos un enfoque similar en cuanto a la creación. Hablando de nuestras similitudes, hicimos clic y decidimos que tal vez deberíamos hacer algún tipo de colaboración. Comenzamos nuestra conversación hace más de dos años, y finalmente llegamos a la etapa en la que podíamos hacer un anuncio. Chris es extremadamente consciente de los costos y consciente del tiempo en su búsqueda para hacer películas exitosas, así que decidimos intentar hacer una película juntos.”

“Hemos hablado acerca de que si tenemos la sensación de que no podemos hacer algo interesante, simplemente lo abandonaremos. Pero ya nos hemos encontrado varias veces para resolver el guión. Nuestras conversaciones en conjunto están progresando, y espero hacer un anuncio una vez que hayamos resuelto algunas cosas, como la fecha de lanzamiento”

 

Por lo que Miyamoto parece reservarse una carta de calidad en cuanto al estreno de la película, ya que si está no llegase al mínimo necesario de calidad está podría no llegar jamas a la gran pantalla y quedar como un simple proyecto que jamas vera la luz. Por otro lado, parece muy interesante el momento escogido para empezar a trabajar en la película, ya que Super Mario será uno de los representantes oficiales de los Juegos Olimpicos de Japón en 2020, y sumado al éxito de Nintendo Switch, podría ser un autentico bombazo para la compañía japonesa estrenar la película ese mismo año.