Sony vuelve a marginar a sus jugadores al impedir usar las cuentas de Fortnite en Nintendo Switch

 

Seguramente al leer esta noticia habréis sentido un dejá vu con las multitud de veces que hemos hablado de este tema en el pasado, sin embargo la historia se repite y no para bien para los jugadores puesto que Sony vuelve a la carga con su política restrictiva en cuanto a juego cruzado, esta vez a niveles absurdos.

La nueva polémica generada tiene como protagonista la llegada de Fortnite a Nintendo Switch, ya que algunos jugadores de Playstation 4 se han encontrado con la “sorpresa” al intentar acceder con sus cuentas de Epic Games asociadas a la consola de Sony en la consola de Nintendo. ¿La sorpresa? la de siempre, Sony no permite que las cuentas de Playstation 4 aún siendo realmente de Epic Games puedan utilizarse en Nintendo Switch, ni viceversa, por lo que es necesario que los usuarios abandonen su cuenta para crearse una nueva, o en el mejor de los casos pasen por la molestia (innecesaria a todas luces) de tener que cambiar la vinculación de su cuenta para poder jugar con la misma cuenta en las distintas plataformas.

La razón sigue siendo la habitual, la política de Sony acerca del juego cruzado, la cual sigue marginando a sus jugadores en su plataforma mientras todas las demás se han abierto a las ventajas del mismo permitiendo que amigos con consolas diferentes o desde PC puedan jugar sin barreras a los juegos en que se permite. Sony en su día justificó esta decisión alegando que así protegen a los menores de influencias externas que ellos no controlan, una excusa, que valga la redundancia parece absurda cuando todo el mundo sabe que el mundo online tiene lo que tiene.

Sony en esta ocasión ha lanzado una declaración al medio BBC sobre está polémica, prácticamente admitiendo que no permiten jugar contra otras consolas:

 

“Siempre estamos abiertos a escuchar aquello en lo que la comunidad PlayStation está interesada para mejorar su experiencia de juego. Fortnite es un gran éxito entre los jugadores de PS4, ya que ofrece una verdadera experiencia free-to-play que permite a los jugadores dar el salto y jugar online. Con 79 millones de PS4 vendidas en todo el mundo y más de 80 millones de usuarios activos mensuales en PlayStation Network, hemos construido una gran comunidad de jugadores que pueden jugar juntos a Fortnite y otros juegos en línea.”

“También ofrecemos en Fortnite soporte para el juego cruzado con PC, Mac, iOS y Android [aún no disponible], ampliando las oportunidades de que los usuarios de PS4 jueguen con más jugadores de otras plataformas”

 

Microsoft y Nintendo por su parte juegan con otra baraja, puesto que desde el año pasado han mostrado gran interés en ampliar el horizonte del juego cruzado en aquellos juegos donde está disponible, eliminando las barreras donde sea necesario para lograrlo. Ejemplos como el propio Fortnite, Minecraft o Rocket League son los estandartes de sus políticas.