TSMC invertirá 20 billones de dólares en una nueva planta de nueva generación para mantenerse al frente de Intel y Samsung en fabricación de semiconductores

 

Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC para los amigos), es actualmente el mayor fabricante de semi-conductores del mismo englobando muchos de los mejores contratos de fabricación de la gran mayoría de chips que vemos en los dispositivos actuales. De acuerdo con las informaciones que llegan desde Bloomerg, TSMC se encuentra preparando una nueva instalación de fabricas, con la cual la compañía invertirá 20 billones de dólares (20.000 millones de dólares) en esta nueva instalación de máxima tecnología, diseñada específicamente para mantener su liderato frente a Intel y Samsung. Asi lo cuenta el fundador de TSMC, Morris Chang:

 

“El mayor fabricante de chips de contrato se está preparando para gastar más de 20.000 millones de dólares en su próxima planta de última generación, construida en los próximos años. El precio por mantenerse por delante de Intel Corp. y Samsung Electronics Co. en la producción de semiconductores de vanguardia.”

Ahora está construyendo una planta tecnológica de tres nanómetros, la más sofisticada del mundo, en el sur de Taiwán.”

 

Morris Chang abandonará su puesto como CEO de TSMC en Julio de 2020, pero antes de partir quiere dejar el futuro de la compañía bien atado con esta nueva inversión.

 

“Para cuando hayamos terminado, cuando hayamos construido toda la capacidad necesaria, creo que habríamos gastado más de 15.000 millones de dólares. Es una estimación conservadora. Tal vez es más seguro decir más de $ 20 mil millones.

El dinero puede ayudar a construir una gran cantidad de ese tipo de capacidad. Y eso en sí mismo, por supuesto, plantea un peligro para la industria. [Pero] la tecnología, no se puede comprar con sólo el dinero … la estrategia china de ampliar la industria de semiconductores, creo que tendrá algún éxito, pero no tendrá el éxito que tal vez el gobierno estaba realmente buscando. Toma más tiempo de lo que piensan.”

 

Las menciones a china llegan por que China quiere ser más independiente en cuanto a fabricación de semiconductores se refiere y no ve con buenos ojos políticas de EEUU planteando devolver la fabricación de estos componentes clave a territorio nacional bajo el pretexto de nuevos impuestos a la importación de estos productos.