Un minero de criptomonedas reabre una central eléctrica de carbón en Australia para autoabastecerse

 

El australiano IOT Group dedicado a operaciones de criptominería ha firmado recientemente un acuerdo con Hunter Energy para reabrir una central de carbón cerrada desde 2014 para autoabastecerse de energía para las operaciones de minería. Un movimiento que viene motivado de intentar saltarse intermediarios y de esta manera reducir hasta un 20% el enorme coste de la factura eléctrica de su operación minera.

Rabiamos ya por otros reportes que el consumo mundial en criptominería se asemeja ya a un país pequeño, con algún reporte como el de Digiconomist que estima que el consumo ya superaría a Colombia. Los mineros de criptomonedas buscan desesperadamente nuevas ubicaciones para sus minas, ya que el gobierno Chino parece haberse vuelto hostil contra las grandes minas que utilizan energía en teoría dedicada a la industria.

De esta manera, los mineros han mirado al estado de Washington o Quebec como alternativas, con muchos mineros que ya se habrían establecido en estas ubicaciones despues de haber obtenido las respectivas licencias de operación. Pero, tan alto son los consumos asociados con la operación que las restricciones no han tardado en llegar, con Washington persiguiendo a los pequeños mineros o medianos que operan desde sus domicilios o locales habilitados para ellos, pero sin licencia o Quebec, que ya valora la posibilidad de prohibir a los mineros operar durante el invierno debido a las restricciones eléctricas.

Los principales miedos son la inseguridad de muchos locales que no cuentan con las medidas de seguridad necesarias y mantienen consumos excesivamente elevados. Mientras que las preocupaciones por la infraestructura actual de la red y su capacidad real de aguantar la una carga extra que es continua han hecho que las nuevas licencias se limiten hasta que Washington pueda estudiar que medidas son necesarias para no causar problemas de desabastecimiento a los hogares y empresas.

Curiosamente, las centrales eléctricas basadas en el carbón se habían estado cerrando debido a que resultan contaminantes y poco eficientes económicamente, reemplazándose en la mayoría de casos por opciones nucleares o energías renovables.

Ya existen casos como la ICO Envion que localiza sus operaciones mineras al lado de granjas de energía solar, una estrategia para reducir costes a la vez que da una imagen mejor de cara a la ecología para las operaciones mineras. Uno de los aspectos más criticados en los últimos meses debido a su alto consumo eléctrico.