Un usuario adelanta los primeros resultados de overclock con Ryzen 7 2700X

 

Durante el día de hoy se ha filtrado una primera review “casera” de un usuario de OCN que ha podido poner sus manos en uno de los nuevos procesadores AMD Ryzen 7 2700X, como recordareis el nuevo tope de gama de AMD fabricado a 12nm con la nueva arquitectura “Zen+”. Este procesador como su predecesor dispone de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento, por lo que sigue siendo una autentica bestia de sobremesa.

El usuario ha comenzado mostrando el embalaje, ya que el procesador llega acompañado del nuevo disipador Wraith Prism con iluminación LED RGB, que además se ha mejorado con una sonoridad menor. Como podréis ver también se han tapado los números de serie para que no pueda rastrearse al vendedor que ha filtrado la unidad.

 

 

El usuario ha utilizado para las pruebas una placa base Gigabyte AX370 Gaming 5, memorias DDR4 a 3600 Mhz y una refrigeración líquida AIO Corsair H90, con la cual ha podido llevar al procesador hasta los 4.3Ghz. Con este overclock se ha logrado un resultado de 1946 puntos en Cinebench R15 y supone una clara diferencia de 300Mhz a favor del nuevo procesador respecto a su predecesor. La pregunta aquí es si el disipador utilizado ha sido el limitante a la hora de conseguir mayores frecuencias, si ha sido el usuario siendo humilde con sus resultados o si ocurre de forma similar a la primera generación y no se han podido alcanzar frecuencias mayores a las de su Boost.

Lo cierto es que con está puntuación nos hemos ido al terreno de un procesador Intel i7 7820X de 8 núcleos en cuanto a rendimiento, un procesador mucho más caro.

 

 

 

Finalmente unas pruebas en 3D Mark Firestrike muestran que el procesador es capaz de marcar 22600 puntos en físicas, una puntuación que lo deja muy cerca de los Threadripper 1920X de 12 núcleos en Stock y que demuestra la mejora significativa de esta segunda generación de procesadores AMD Ryzen.

 

 

No obstante, sabemos que los nuevos procesadores no son compatibles con XFR 2.0 si se están utilizando placas con chipsets serie 300, por lo que realmente tendremos que esperar a ver algunas pruebas con las nuevas placas base para realmente conocer si es posible que los resultados de overclock mejoren significativamente con los nuevos modelos. Sea como sea, superar la barrera de los 4Ghz suena muy apetecible para ser procesadores con un precio muy competitivo.