Xbox One se actualiza para ofrecer soporte 1440p, FreeSync 2 y ALLM

 

Xbox One ha recibido hoy una nueva actualización de Microsoft que introduce interesantes novedades en cuanto a posibilidades de visualización de videojuegos en su familia de consolas. Las novedades introducen la importante novedad de poder utilizar resoluciones 1440p en monitores compatibles, un salto intermedio entre 1080p y 4K orientado a mejorar la compatibilidad de la consola con monitores gaming de PC.

La segunda novedad es la introducción de AMD FreeSync 2, que introduce la compatibilidad de la sincronización adaptativa a la consola de Microsoft, algo que debería mejorar notablemente la fluidez de las imágenes y terminar con el tearing si usamos un panel compatible con esta tecnología. Un cambio que ahora puede parecer poco importante ya que los paneles con Freesync todavía tienen una adopción mínima y aquellos con Freesync 2 aún menos. Pero que será importante para todos aquellos que adquieran paneles nuevos y aquellos que llegarán en el futuro, ya que cada vez es una característica más común.

La última de las mejoras es el modo Ultra Low Latency, un modo orientado a televisores con tasas de refresco elevadas y filtros de imagen, a los cuales la consola podrá comunicarles que se trata de un juego para evitar los habituales retardos de imagen provocados por esas tecnologías. Algo que hasta ahora debíamos hacer manualmente.