Xbox One X y Xbox One S anuncian soporte para AMD FreeSync

 

Microsoft ha anunciado durante su primer Xbox Insider que las consolas Xbox One X y Xbox One S añadirán soporte para la tecnología AMD FreeSync en un futuro cercano. Está tecnología permitirá a la consola de Microsoft hacer uso de aquellos paneles compatibles con esta tecnología o con los que dispongan del estándar HDMI 2.1 y refresco adaptativo.

AMD FreeSync adapta el refresco del monitor a la tasa de frames que nuestra tarjeta gráfica realiza, por lo que la GPU en este caso de las consolas ya no tiene que esperar para igualarse al panel, si no que es el panel quien espera a la GPU para refrescar la imagen. Este cambio aparentemente sin poca importancia, permite acabar con el molesto tearing y ofrecer una imagen mucho más fluida al usuario final, un gran añadido si tenemos en cuenta que se trata de una consola, donde cualquier mejora de la fluidez de imagen es un paso bastante grande.

La consola además detectará que tipo de contenido es el reproducido para utilizar esta tecnología, activandola en el caso de los juegos y desactivandola en el caso de estar viendo contenido multimedia como puede ser vídeo en streaming.

Este añadido llegará de la mano del soporte oficial para la resolución 1440p, la cual es mucho más habitual en monitores para PC y que ofrece un salto intermedio entre 1080p y 2160p (4K).

Las consolas Xbox además recibirán en la misma actualización soporte para poder compartir imágenes y vídeo directamente sobre nuestras cuentas de Twitter, una función que ya llevaba tiempo disponible en la competencia y que será bien recibida.