Youtube quiere poner fin a los numerosos dramas de su plataforma de los últimos meses

 

 

Youtube ha sido protagonista de numerosos dramas durante los últimos meses, siendo el pasado episodio el de Logan Paul y su desafortunada visita al “Bosque de los Suicidios” en Japón. Desde la plataforma y los anunciantes están muy hartos de que los youtubers intenten hacer de todo para ganar publico en la plataforma, y al final la censura o las restricciones más que terminar con el contenido inapropiado, lo único que han conseguido es poner las cosas difíciles a los pequeños youtubers o a aquellos ya establecidos.

En una reciente entrevista con Polygon, Robert Kyncl, jefe de negocio en Youtube ha hablado de la problemática:

 

“Estamos pensando profundamente y cada día, sobre cómo creamos los incentivos y desincentivos adecuados para que los creadores hagan lo correcto en YouTube. Eso significa muchas cosas diferentes. Eso significa hacer lo correcto para los anunciantes, hacer lo correcto para sus usuarios, para la plataforma de forma orgánica, y no perseguir el sensacionalismo; no perseguir las vistas por el bien de las vistas, y no perseguir el drama por el bien de las vistas y no utilizar el drama a costa nuestra en aras de las vistas.”

 

Al parecer desde la plataforma son conscientes del alto numero de dramas ocasionados en su plataforma por aquellos vídeos que solo buscan llamar a la atención como sea, y hemos visto como resultado como youtubers como el propio Logan Paul han sido severamente castigados, mientras que otros que no han hecho tan llamativos sus vídeos de cosas que superan de largo la supuesta moral y ética de la plataforma apenas reciben castigo alguno.

Por mi parte, pienso que la estrategia de Youtube fundamentalmente es un error. Ya que deberían ser los propios usuarios y anunciantes quienes realmente elijan que contenido debe mostrarse o en que contenido deben anunciarse. El problema de la censura como política es que a pesar de que todo el mundo por lo general tenemos una serie de valores en los que podríamos coincidir, al final todos dibujamos nuestra línea a diferentes distancias, y al final se termina por matar moscas a cañonazos, afectando a quienes realmente no tienen nada que ver, mientras que las “moscas” hábilmente esquivan y encuentran otras maneras de enriquecerse después de la polémica.

Pongo por ejemplo el caso de Logan Paul, que mientras que se ha hecho un escándalo de su reciente visita por las formas, me parece bastante llamativo que no se llame la atención a los numerosos vídeos que hay de Youtube sobre el tema, con apenas una simple visita buscando el morbo del lugar y orientados a conseguir visitas, no en el sentido “informativo” o “educacional” que la plataforma pretende. No hablemos ya de los numerosos vídeos resubidos o los “react” del vídeo de Logan Paul, lo cual ya acaba de rematar la estupidez total de las medidas.

¿Que opináis?